Las 7 claves para el Éxito profesional del Millenial.

Últimamente, tras conversar en algunas de mis clases, acerca del futuro profesional esperado o deseado por mis alumnos, resulta que frases como: “Ve a la escuela”, “concéntrate en tus estudios”, “haz todas tus tareas”, “obtén un título”, “consigue un buen trabajo”…, para estos “millennials”, están perdiendo fuerza, y parece surgir un desánimo que me anima a escribir esta columna.

¿Cómo sabemos si esta secuencia del éxito tradicional garantiza hoy una entrada por la puerta grande en un trabajo después de la graduación…? Y, lo que es aún más importante… Nuestros queridos y espabilados “millennials” se preguntan si una carrera universitaria les asegura un futuro próspero o a desarrollar un emprendimiento exitoso…

Estas preguntas y muchas más están en la mente de muchos millennials… Porque ellos sí se preguntan lo que la anterior generación sólo se atrevía a cuestionar en lo más profundo de sus pensamientos. Los millennials consideran todo lo anterior mientras intentan definir lo que se necesita para lograr el éxito profesional. Una conocida empresa de investigación de mercados, se propuso, hace unos días, descubrir las respuestas a estas preguntas que provocan que las universidades estén en entredicho para este público. Sus conclusiones:

• La mayoría de los líderes jóvenes (más del 56 por ciento) tienen títulos en disciplinas de ciencias sociales o humanidades.

• Un grado específico no conduce a un mayor éxito en el mercado de trabajo.

• Las personas exitosas tienen importantes capacidades de liderazgo, habilidades técnicas y/o de trabajo en equipo.

• Más de dos tercios (67 por ciento) de los encuestados que consiguieron carreras exitosas dentro de los cinco años posteriores a la graduación dijeron que les fue bien en proyectos de escritura académica, durante sus carreras.

Los millennials no han tenido mucha suerte en encontrar buenos trabajos. De hecho, representan alrededor del 40 por ciento de los desempleados en los Estados Unidos (https://www.usa.gov/statistics). Los recién graduados se sienten frustrados por el hecho de que es probable que comiencen con un salario más bajo que el ingreso medio del país. Sin embargo, muchos de ellos también son conscientes de que, si quieren ingresar a la clase media o superior, no solo necesitarán un título sino también una habilidad que se han dado en llamar las “soft skills” o habilidades blandas, esto es: Liderazgo, gestión, investigación y otras…

El éxito en los campos de la salud, el marketing, negocios, ingenierías en energías renovables, el trabajo social y/o el diseño gráfico digital, están íntimamente relacionados con la educación recibida en estas “soft skills”. Muchos mercados de trabajo específicamente requieren un título, y además, aquellos que deseen ingresar a ellos no tienen más remedio que obtener las cualificaciones y certificaciones que necesitarán en este mundo que les ha tocado vivir, en el que el manejo de la ciencia de datos, se mezcla ya con todas esas disciplinas:

1. Capacidad de expresarse por escrito: En un mundo donde el correo electrónico, WhatsApp, Facebook, Twitter… desarrollan el lenguaje escrito, es esencial que el millennial ejerza la capacidad de escribir sus pensamientos de manera correcta, concisa y precisa en los entornos digitales, en los que son nativos, a diferencia de la generación anterior. La forma en que una persona se expresa de sí misma contribuye a una impresión general y ayuda a influir en las percepciones de los demás (base principal del marketing de contenidos y el Inbound Marketing). Cada ensayo, informe del libro y caso de estudio que completa el alumno en su licenciatura o estudios universitarios, lo ayudará a mejorar sus habilidades para formular ideas y expresarlas de manera clara y con la autoridad necesaria para desarrollar sus habilidades de liderazgo y presentación.

2. Capacidad de comunicación: Los millennials que aspiren al éxito profesional deberán ser capaces de comunicar sus ideas (verbal o visualmente). Este es un requisito esencial en cualquier descripción de puesto hoy día. Las interacciones interpersonales y verbales establecen el tono para las relaciones en el lugar de trabajo y con las empresas con las que interactuarán en el día a día del ejercicio de sus labores profesionales.

3. Capacidad para encontrar. Los estudiantes que entregan proyectos de alta calidad deben excavar a través de materiales científicos y académicos (big data). Son capaces de encontrar estudios que respalden sus afirmaciones y examinar los diferentes puntos de vista antes de llegar a sus propias conclusiones… Esta es la capacidad de la Ciencia de Datos, la habilidad de descubrir de dónde viene, aplicar el pensamiento crítico a los hallazgos y desarrollar una nueva solución o punto de vista (innovación). Algo esencial en el ejercicio exitoso de una profesión hoy, para los millennials, acostumbrados a gestionar paralelamente varias fuentes de información al mismo tiempo y de forma eficiente.

4. ¿Trabajo en equipo? No. Trabajo en Equipos. Muchos proyectos a nivel pre-universitario y universitario son cada vez más colaborativos e interdisciplinares. A través de este tipo de trabajo, los estudiantes aprenden cómo compartir opiniones y considerar las contribuciones de los demás, sin menospreciar las conclusiones que otros han extraído y compartiendo experiencias… ¿Te suena? Es justo la base de cualquier red de comunicación, como lo es Internet. Con el trabajo en equipos, los millennials hacen una especie de cadena de product management, equilibrando la carga de trabajo y sintiéndose responsables y orgullosos de los logros de todo el grupo, lo que apela a la necesidad de satisfacción social de esta generación y potenciando la capacidad de liderazgo.

5. Capacidad para adaptarse a los cambios: Si bien el millennial es adaptable por su naturaleza digital y acostumbrado al cambio rápido y eficiente, en sus estudios universitarios son conscientes de la necesidad de la formación continua para poder ascender dentro de sus compañías, en ocasiones, demasiado rígidas o anticuadas para este tipo de profesionales. Esta formación continua tiene 2 efectos directos en sus carreras profesionales: están más especializados y, a la vez, son más flexibles a los cambios, no solo en su vida, sino también es común verlos poco tiempo en el mismo trabajo, o en la misma función.

6. Integración Global, incluso dentro de lo local: El término “glocal” que acuñara, en su momento Roland Robertson (HBR, 1980), en su noción de “glocalización”, como la “ocurrencia” de la universalización y particularización en un mismo contexto, se hace presente en el mundo del millennial, que no diferencia, dado que ha nacido en un mundo sin las barreras físicas de la anterior generación… El millennial está conectado al mundo y están más abiertos al cambio y a la diversidad cultural que generaciones anteriores. Esto no sólo es debido a los desarrollos en telecomunicaciones y entretenimiento, sino que también se debe al mayor conocimiento del inglés, idioma universal que aprende desde niño en los dispositivos digitales a los que está expuesto desde temprana edad, y que se potencia en universidades como CETYS, donde Campus como el de Ensenada, se enfocan a la atracción de alumnos y profesores de otros países, incrementando la exposición de sus alumnos al idioma y a la transculturalidad, tanto para la comunicación personal como para los negocios.

7. Mercadólogos por naturaleza: El conformismo en el que fueron educados sus padres ya no tiene el mismo efecto en ellos. Los Millennials ven más allá de poseer una casa en propiedad o de formar una familia “clásica”. Para ellos, las prioridades han cambiado, siendo el desarrollo de su carrera profesional una de las más importantes. Como pasa en la Mercadotecnia de verdad, el reto no es vender, sino mantener el cliente, no se trata del éxito momentáneo o la fama efímera… El millennial busca el reconocimiento sostenido. Esto les anima a ser más proactivos y a tener menos miedo a la hora de desarrollar sus propias ideas y proyectos, lo que les convierte en una generación emprendedora por naturaleza propia. Esa necesidad de reconocimiento requiere un continuo feedback para establecer sus nuevos objetivos y redirigir constantemente su plan de carrera, por lo que la universidad de calidad se adapta a esos mismo procesos, mediante la revisión constante de sus programas.

En resumen, la Universidad actual ofrece experiencias más allá del salón de clases. De acuerdo con un estudio de investigación histórico, a menudo citado, realizado a fines de la década de los 1990, los estudiantes que participaban en una o más actividades extracurriculares tenían un 50 por ciento más de probabilidades de ser identificados como dotados. Estudios más recientes tienden a confirmar esta conclusión. Los esfuerzos y habilidades adicionales son importantes, y los sistemas universitarios de calidad, como lo es CETYS Universidad, a menudo brindan la plataforma para estas experiencias.

La Universidad es mucho más que cursos, clases y calificaciones. La Preparatoria ha quedado atrás y el millennial entiende y exige respuesta a sus necesidades de crecimiento y éxito como ellos lo entienden… Quedó atrás el conformismo: Muchos estudiantes participan en actividades fuera de sus estudios estructurados. Las lecciones que aprenden más allá del aula tienen un impacto directo en los conjuntos de habilidades que los harán exitosos en las diferentes profesiones de hoy y mañana.

Anuncios

Smart is the new “cool” o la importancia de las TICs en la educación contemporánea.

Ahí va! Este escrito, define perfectamente mi opinión como respuesta a estas preguntas, más aún sobre el protagonismo que debe tener una institución educativa sobre el efecto de las TICs en la Universidad:

El ser humano está en constante evolución… Evolucionamos como Pokémons en un mundo, donde lo que le enseñaron a nuestros padres nada tiene que ver con lo que aprenden nuestros hijos.  De hecho, se trata de una paradoja extremadamente divertida que, aún pocos de nosotros, hemos aprendido a disfrutar.
 
La importancia de la integración de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en los Centros de Estudios, Escuelas y/o Universidades, responde a los esfuerzos de nuestra Sociedad para enseñar a sus ciudadanos actuales y a las generaciones que vienen, valiosos conocimientos y habilidades en torno a los dispositivos informáticos y de comunicaciones, 
el software con el que funcionan, las aplicaciones que se ejecutan en ellos y 
los sistemas que se construyen a partir de ellos.
 
Y aún así, es normal que nos preguntemos: ¿Pero qué son estas cosas? ¿Cómo funcionan? ¿Para qué sirven? Las TIC son tan omnipresentes en el mundo moderno que cada uno tiene una cierta comprensión de las mismas, pero esas interpretaciones son a menudo divergentes. Y es precisamente en esa divergencia donde está lo divertido y lo interesante de estas tecnologías… dado que nos da una visión sin límites… un inmenso campo virgen que cosechar, un mundo entero (o millones de mundos) sin explorar, donde no hay “¿por qué?” sino “¿por qué no?”, donde no existe el “pero”, donde algo que imaginas puede hacerse realidad, con una sola premisa: seguir aprendiendo con un esfuerzo constante en seguir tus sueños, como ocurre cuando mezclamos con nuestra realidad tradicional, la “Realidad Virtual” o la “Realidad Aumentada”, que ya está entre nosotros.
 
La capacitación en las TICs a nuestros alumnos, es un ingrediente fundamental de su educación integral. Un componente indivisible de la identidad del “Homo Tecnointeligens”, que sólo debe aplicar, de forma adecuada, aquello que ya conoce en su smartphone, en su laptop o en sus videojuegos, para saber extraerle el máximo beneficio. 
 
Los Centros de Aprendizaje, tenemos la misión de transformar a nuestros alumnos en superhéroescon ese poder ilimitado. Pero, como todo superhéroe, debemos enseñarle a controlar sus poderes y a saber que, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad” (Benjamin Parker). Una responsabilidad que compartimos Sociedad, Empresas, Centros Educativos y Familias. Una responsabilidad que se traduce en no ver a las TICs como el enemigo que NO son, sino como una oportunidad inigualable para formar a nuestros hijos y alumnos, a los futuros profesionistas, en mirar el mundo donde vivimos como una Oportunidad de compartir conocimiento y crecer juntos, no como un lugar de supervivencia.
 
Esa nueva inteligencia (Business Intelligence) es lo “cool”, lo “in”, lo “chido” o lo que “mola… esa nueva forma de mirar la vida y la educación y el aprendizaje es lo inteligente, y esa inteligencia compartida es nuestro futuro próximo… Un futuro que ya está aquí…
 
Oscar Barroso Huertas, 2016.

Hagamos de la nuestra una gran empresa…

Trabajé con Stanley Bendelac en Madrid, para un cliente habitual de la industria de la moda. El tema de aquella cena fue una línea de ropa de vestir para hombre.

Después de la diatriba acerca de la pertinencia o no de una ropa dirigida solamente a ese colectivo y las consecuencias de esa decisión, pasamos a lo práctico, una sesión de fotos para publicitar esa categoría de producto.

Él quería modelos polvorientos, sucios, salvajes. Nos decidimos por modelos de todas las razas que pudiéramos encontrar.

Luego me preguntó si podíamos hacerles las fotos sin ropa. Tragué saliva y le respondí que de acuerdo, aún a sabiendas que nuestro cliente se iba a volver loco cuando supiera que en toda la sesión no iba a salir ninguna de sus prendas.

Ya que él nos había contratado, tenía que hacer caso… Yo sugerí poner de fondo alguna de las prendas, aunque se viera de lejos y borrosa. Me dijo que no, que el tema en sí era lo único que le interesaba.

Ufff… Yo no sabía en aquel momento, todo lo que estaba a punto de aprender… Y no es que no me gustara la idea… Me parecía un giro creativo interesante, incluso disruptivo, pero en aquellos tiempos, en lo único que podía pensar era en que me estaba jugando el futuro de nuestra pequeña agencia.

“No te creas Oscar, trabajo para ellos tanto como tú, y ellos me dicen lo que quieren, pero lo que ellos quieren no siempre es lo que a mi me parece correcto para ellos”. Toda una mega-lección!!!

Recuerdo perfectamente aquella sesión… Al salir hacía un calor tremendo y recuerdo ver, frente al Estudio fotográfico un barecillo de esos de caña de clara de cerveza con casera y patatas bravas. Recuerdo mi sensación de hambre y sed, con un raro sentimiento de angustia y liberación, asumiendo que ya había perdido a uno de mis clientes más fieles: “Ni una sola prenda… Sólo un tatuaje”.

¿Hubiera preferido que me despidieran como agencia por haberlas hecho así o que me me despidieran por no haberlas hecho? Tras ver el resultado de la sesión, y el concepto que la sustentaba, sin duda estaba deseando ver la cara de mi cliente, aunque eso significara no volver a trabajar con ellos. Si no se daban cuenta de lo increíble de la propuesta, no merecían ser mis clientes. No lo dudé ni un instante… Me tomé mi clarita y mis bravas viendo cómo atardecía entre los árboles del Paseo de Rosales y me fui a casa, mientras mis compañeros en la agencia, completaban los artes, bajo las instrucciones específicas para el retoque y concepto estratégico, que Stanley me había descubierto.

Aquellos momentos, fueron de mis mejores revelaciones como publicista y mercadólogo. Cuando le mostré el resultado a mi socia, pensó que me había vuelto loco, supongo que porque no podía parar de reírme.

Por suerte, a mi cliente le encantaron las piezas creativas: “Realmente captaste lo que debe ser esta ropa para mis clientes… Sigamos con el concepto estratégico. Esto es Arte”, dijo mientras miraba al resto de los asistentes a la presentación.

Ganamos varios premios y el cliente vendió toda la ropa que quiso, junto con otra estrategia de marketing de contenidos. La consecuencia lamentable es que alguna gente no entendió el concepto y la consideraron sexista. Ya sabemos que el arte puede ser conflictivo y contradictorio, pero… ¿sexista?

El caso es que el cliente —y yo mismo— aprendimos una lección: Hay que dejar actuar a los expertos. Más tarde emulé esa misma campaña aquí en México, pero el cliente no se atrevió a seguirle… Lástima de prejuicios.

 

Tips para hacer su propia Marca Personal (II): Los 5 pasos para construir su marca personal en las redes sociales.

Inspirado por algunos grandes líderes del pensamiento en el tema, reuní los siguientes cinco consejos de marca personal que me han ayudado más como he optimizado mi marca personal:

1. Elige entre 1 y 3 áreas de especialización

¿Qué te distingue de los demás? Encontrar este elemento único (o dos o tres elementos únicos) le ayudará a configurar y orientar el resto de los pasos a continuación para crear su estrategia de marca personal. Antes de que puedas establecer o desarrollar tu experiencia, tienes que decidir por lo que quieres ser conocido. Algunas preguntas que pueden ayudarte… ¿Cuál es la actividad/actitud/cosa… en la que todos dicen que eres único? ¿Cuáles son tus pasiones e intereses? ¿Sobre qué lees o qué te interesa cuando estás en línea? ¿Seguirás estando interesad@ en ese tema en seis meses o un año?

2. Mantén el mismo nombre, perfil, imagen, imágenes en tus perfiles sociales

¿Todos los perfiles de tus redes sociales son coherentes? Cuando quiero aprender más acerca de un nuevo contacto que he hecho, a menudo busco en varios lugares para obtener información contrastada y coherente. Reviso si está en Twitter y LinkedIn y que dice de él mismo y después voy a ver su Facebook. Es muy útil cuando estos perfiles coinciden (lo que en alumnos de licenciatura no es muy usual, pese a ser público meta de futuros contratadores…)

Mantener un perfil coherente ayuda a otros a encontrarte fácilmente, y ayuda a consolidar una imagen de ti en la mente de los demás. Cuantas menos variaciones tenga más fácil será ser recordable.

3. Publique todos los días a sus perfiles sociales más valorados

¿Cómo te van a conocer otros a ti o a tu marca? Hacerte fácil de encontrar es el primer paso hacia una gran marca. El siguiente paso: compartir tu entusiasmo y experiencia, con los demás.

Tomar un papel activo en tus redes sociales es clave, para ganar influencia y seguidores. Una investigación en seguidores de Twitter (en 2016) mostró que uno de los factores más importantes en el crecimiento es la publicación de forma constante y coherente. Esta investigación también hablaba sobre la frecuencia ideal a la hora publicar en nuestras redes sociales. Algunas buenas pautas para empezar a elegir vuestro volumen de uso compartido, podrían ser:

  • Facebook – 2 veces por día
  • Twitter – 5 veces por día
  • LinkedIn – 1 vez por día
  • Google + – 2 veces por día
  • Pinterest – 5 veces por día
  • Instagram – 1,5 veces por día

Para publicar de manera coherente, yo utilizo herramientas de administración de medios sociales, como puede ser Buffer, por ejemplo, que me permiten prefabricar una fila con publicaciones y que se envíen automáticamente las publicaciones, de acuerdo a un programa, que previamente he realizado.

4. Unirte a un chat, grupo o comunidad para llegar a otros

¿Cómo harás una conexión con otros? Compartir consistentemente con las redes sociales ayudará a atraer a otros a tu marca. Junto con esto, puedes adoptar un enfoque proactivo al involucrarte, o incluso crear grupos, mediante afinidades (alikes) más allá del “like” (ya entraremos en este tema, en otro post, más adelante).

Aquí va una pequeña lista de consejos que a mi, personalmente, me han funcionado:

  • Conecta a las personas de tu red entre sí.
  • Rodéate de gente que te aporte algo.
  • No dejes que nadie te detenga. Debes tener la confianza para llegar a lo mejor.
  • Observa tu red de amigos y líderes exitosos son tu mismo objetivo y sigue su ejemplo. Encuentra mentores. Pida consejo de todo el mundo para aprender de ellos.
  • Comparte todo! Da todo lo que puedas. No te guardes nada.
  • Pregunta a tus conexiones si hay algo que puedas hacer por ellos.
  • Dile a la gente que estás emocionado de escuchar sus historias. Estarán encantados de compartirlas. Esto puede ser la base para un buen Inbound Marketing.
  • Ponte a disposición de tus compañeros y de las organizaciones para charlas, asesorías, contestar preguntas… Tómalo como inversión en el futuro de tu marca.

5. Supervise las menciones de su nombre, y responda rápidamente

¿Cuál es la mejor manera de hacer un buen seguimiento de aquellos que te mencionan o te envían un mensaje? Cuando hablo con algún cliente de las estadísticas una de las que siempre llaman más la atención es la de la rapidez con la que la gente espera que les contestemos en las redes sociales. Según un estudio de realizado entre usuarios de facebook, el 73 por ciento de los usuarios esperan una respuesta en menos de una media hora. En cuanto a personal branding podemos ser más tolerantes y responder en las siguientes 24 horas… ¿Está bien para ti? Lo mejor es que tú mism@ controles tus tiempos, respecto a tus seguidores. Lo importante es que sean tiempos adecuados a tus seguidores y a ti mism@.

Ya está bien por esta semana… 🙂

Gracias por leerme… Más la semana que viene.

Tips para hacer su propia Marca personal (I): Personal E-Branding

Esta semana he tenido que hablar en varias ocasiones acerca del Personal Branding, casi por casualidad, en foros que no tenía por qué venir al caso, pero así fue… A menudo estoy tentado a pensar en las marcas sólo en términos de empresas y negocios. Sin embargo, las marcas van mucho más lejos.

Trump…, Lindsey Lohan, Katie Perry, y aunque me pese, las Kardassian… Son marcas que no representan sino un papel que se vende a un público y un mercado que las compra…

Inevitablemente amigo/a mío/a Tú también eres una marca. Aunque no quieras, eres una marca. Yo soy una marca. Somos marcas, queramos serlo o no.

El Personal Branding es el proceso de gestión y optimización de la forma en que se presentan a los demás y las redes sociales son una de las claves (si no la clave más importante) para administrar tu marca personal.

¿Qué tan vital es una estrategia de marca personal con un enfoque en medios sociales? Para analizar este enfoque, sólo basta con hacer una búsqueda de tu nombre en Google. ¿Existes? Si la respuesta es afirmativa…¿Qué percepción tendrá una persona ajena a ti, al ver tus fotos, tus comentarios,…?

Los siete beneficios de tener una estrategia de Personal Branding son:

1. Un flujo constante de clientes/contratadores potenciales.

2. Oportunidades de Liderazgo

3. Asociación con uno o varios temas específicos

4. Mayor credibilidad

5. Reconocimiento

6. Mayor prestigio o valor percibido

7. Asociación con un “nicho” de mercado

En próximos post tocaré de nuevo este tema, con unos cuantos tips para crear tu propia Marca Personal, de tanto interés para el Empresario, el Directivo, el Político, el Académico… Y cada uno de nosotros.

Feliz fin de semana!!!

Oscar Barroso Huertas

Marketing Enjoyneer

La Reputación Corporativa y el Riesgo en las Redes Sociales. Risk Management.

Después de leer y leer acerca de la Gestión de Riesgos y analizar diversos casos de Empresas e Instituciones de varios lugares del mundo y de varios sectores productivos… Creo que puedo manifestar una opinión que a alguien puede interesar… y si no… pues que sirva para ordenar un poco mis ideas con vistas al Doctorado… jejeje…

Y es que, la Gestión de la Reputación y, por consiguiente los Riesgos que se derivan de una mala gestión, se han convertido, obviamente, en una prioridad en los últimos años, con la introducción explosiva de las Redes Sociales o Social Media, en las estrategias de Marketing. “Las Redes” permiten la transparencia completa entre una empresa y sus clientes/públicos. Si las empresas e instituciones queremos proteger nuestra reputación corporativa y convertir al cliente más exigente en un fanático fiel, esta transparencia debe mostrar un enfoque único y real hacia el servicio al cliente y la resolución de problemas. Esto, por supuesto, aplica también a la Universidad.

Pasó el tiempo en el que los clientes simplemente llamaban a un número de información para preguntar sobre un producto defectuoso, o un error de facturación. Los crossumidores ahora publican estas preguntas y quejas en Redes Sociales y foros o grupos de WhatsApp para que todo el mundo sepa. Lo que antes era un cliente insatisfecho ahora puede convertirse rápidamente en una multitud enojada “con antorchas” (Vamos a matar a la Bestia!!! jajaja). Y aunque un tiempo de respuesta de 24 horas pueda parecer aceptable para las consultas por correo electrónico y teléfono, hemos sido acostumbrados a esperar una respuesta inmediata cuando se trata de Social Media.

La mayoría de las empresas tienen “Community Managers” que se encargan de subir contenido y promociones a través de sus Redes Sociales y responder a todas las consultas de sus públicos. Esto, por supuesto, soluciona la necesidad de responder rápidamente a las preguntas de los clientes y ganarse su “medallita verde de Facebook”. Sin embargo, la mayoría de estos “Communities” (y lo pongo entrecomillado porque no siempre son verdaderos gestores de comunidades, sino simples “subidores” de post y fotos) pertenecen al departamento de marketing, por lo que son vendedores en el corazón. Muchos de ellos no están capacitados para resolver problemas de clientes o calmar a un cliente enfadado, y ni siquiera siguen (ni están enterados) de los mismos procesos que el equipo de Servicio o Atención al cliente. Esto resulta en Experiencias del cliente truncas o fracturadas.

financial-services-and-reputation-the-next-five-years-7-638

La reputación es uno de los mayores riesgos que enfrentan los negocios B2C hoy en día. Los consumidores, usuarios, pacientes, aficionados, alumnos,… ahora tienen el poder de condenar públicamente a una empresa a su voluntad, y las redes sociales permiten que cualquier mensaje negativo se propague como un incendio forestal. Aunque es cierto que siempre habrá clientes insatisfechos, hay algunos pasos que cualquier organización puede caminar para minimizar los riesgos, proporcionar una experiencia de cliente completa y convertir la transparencia de las Redes Sociales en una oportunidad, para asegurar la lealtad de los clientes:

  1. Debes asegurarte de que TODAS las consultas de tus clientes, realizadas a través de redes sociales, sean contestadas por el personal de atención al cliente.
  2. El tiempo de respuesta es muy importante, independientemente de cómo los clientes elijan ponerse en contacto con nosotros. A menudo, una simple actualización como “Gracias por su pregunta! Voy a hablar con mi supervisor sobre esto de inmediato y se pondrá en contacto con usted a la brevedad. Manténgase atento, por favor”, es suficiente para satisfacer la urgencia del cliente hasta que se haya contestado a su pregunta.
  3. Responde a la retroalimentación positiva tan rápidamente como la crítica. Proporciona respuestas reflexivas a las opiniones positivas de los clientes y comparta con sus seguidores.
  4. A veces, tus clientes decidirán usar tus redes sociales contra ti… TEN UN PLAN DE RESPUESTAS. Todos los empleados que interactúan con los clientes a través de las Redes, deben ser conscientes de este plan y saber exactamente qué medidas tomar, qué respuestas a proporcionar y cómo minimizar las consecuencias.

Espero que os sirva… y, al menos, ya he presentado, gracias a este post, mi trabajo del día en mi doctorado.

Thanks for reading!

Oscar Barroso

Marketing Eficiente para Universidades. Una Opinión muy personal, pero razonada…

Después de la friolera de 20 años dando clases y en diversos cargos administrativos en universidades de varios países, y desde la perspectiva de la Dirección Académica de CETYS Universidad, he ido recopilando aprendizaje sobre las diferentes dimensiones de innovación en cuanto a la atracción de prospectos universitarios y los estilos de convocatoria… Eso me da pie para este post, donde creo percibir algunas conclusiones, a modo de opinión, sobre el Marketing Universitario y sus tendencias y proyecciones a futuro.

Desde mi punto de vista, las preparatorias y las universidades deberían pedir a los estudiantes que consideren estas preguntas cuando deliberan sobre sus opciones de inscripción, empujando la Marca y la Estrategia de Marketing a la vanguardia, mientras que los procedimientos administrativos deben esforzarse por adaptar sus modelos hacia  una base de estudiantes cada vez más diversa, bajo el paraguas de estas posibles preguntas, que incidirán de manera determinante en el Índice de Eficiencia Terminal de sus estudios, en cualquier nivel de la Educación Superior:

¿Eres lo suficientemente tenaz? ¿Crees firmemente que la educación que vas a emprender tiene valor para tu futuro? ¿Crees en el poder de que una sola persona puede cambiar el Mundo?

Al mismo tiempo y, en base a lo anterior, mediante la investigación, presentación y gestión de un mensaje unívoco de marca unificada (Imagen Proyectada-Imagen Percibida), contemplando que todo vaya en el camino de la experiencia y el respeto a la sustentabilidad de los valores y el entorno, las instituciones universitarias pueden lograr una ventaja competitiva significativa, al inscribir y retener a los mejores talentos entre los estudiantes, no solo a través de becas, sino a través del sentido de pertenencia aspiracional.

Creando Marca en la Educación Superior. Las instituciones se centran en la marca y la comercialización mucho más que antiguamente… Aunque, yo tengo la grata referencia de la evolución de la Universidad Europea de Madrid que hizo del Marketing la herramienta clave de su gestión. Muchas universidades, por centrarme en un sólo ámbito, han contratado profesionales del marketing, del mundo corporativo, e invertido tiempo y dinero significativo para crear marcas institucionales fuertes. Después de todo, las Instituciones de más rápido crecimiento son ávidas usuarias de las Redes Sociales, empleando una amplia gama de herramientas para conectar, participar, anunciar y defender sus productos y servicios.

Las Universidades están aplicando este éxito de mercado en su propio “territorio”, reconociendo la importancia de incorporar los Social Media (o Redes Sociales) en su planificación estratégica y mirando hacia el potencial del comercio en el móvil o celular. En algunos casos, esta mentalidad ha dado sus frutos a través del desarrollo de puestos de direcciones de marketing y/o comunicación, que hacen hincapié en la creación de marca y campañas de marketing “de bombero” o “apagafuegos”, cuando lo que se necesita es una Estrategia de Marketing en claro, a Corto, Medio y Largo plazo, paralela y coincidente con los objetivos y plazos de la Estrategia Corporativa o Institucional.

Es notable y muy correcto, al menos para mi, —tras años en este ámbito educativo de estudios Profesionales y de Posgrado—, que existe, de manera determinante, un creciente interés —y casi creencia ciega— en la importancia de definir y articular su marca universitaria, porque es importante ser diferenciado y convincente.

Estas técnicas de branding impulsadas por las diferentes áreas de promoción, servicios escolares, academia… deben basarse hoy en los avances tecnológicos, para interactuar con el estudiante o futuro inscrito, principalmente cuando debemos ser conscientes del papel crossumidor del millenial. Las estrategias recomendables, según yo, a adoptar dentro de los entornos universitarios deberían, al menos, incluir alguna de estas herramientas:

  • Creación de sitios web intuitivos y fáciles de navegar (responsivos), que puedan ser visualizados y utilizados en múltiples dispositivos y plataformas, con información práctica y actualizada.
  • Optimización de motores de búsqueda (el famoso SEO y SEM): Para instituciones que ofrecen programas exclusivos o estrella, como nos ocurre en los programas altamente innovadores de CETYS Universidad, es cada vez más importante asegurarse de que estos programas residen en la parte superior de los listados de motores de búsqueda. Este debe ser un trabajo constante, no por momentos aislados de promoción, y adecuados a cada una de las locaciones donde la Universidad tiene presencia.
  • Uso de la analítica web y de Social Media (KPIs): El uso de software analítico está aumentando a medida que el ecosistema web de Educación Superior se está volviendo cada vez más complejo, y la cantidad de instituciones que ponen materiales en línea se está expandiendo (dominios, subdominios, etc.). Y esto, sin considerar plataformas como BlackBoard…
  • Medios sociales estratégicos: Mientras que casi todas las instituciones de educación superior utilizan algún tipo de medios sociales, no está claro si muchos están realizando y midiendo el ROI (Retorno de la Inversión), de manera clara, y comparándola con períodos definidos anteriores, o simplemente estableciendo cuentas de Facebook o Twitter y subiendo post o fotos, sin medir el comportamiento de sus usuarios, sus hábitos de consumo de redes, etc. para asegurar que suceda lo que las universidades quieren que suceda…
  • Desarrollo móvil (Apps): Las universidades están haciendo mayores inversiones en tener una presencia móvil, desde el sitio web de la institución, hasta el desarrollo de contenido de cursos amigables para móviles (o celulares, como dicen por aquí).
  • Sistemas de CMS y CRM: Los sistemas de CRM y CMS se están convirtiendo en una herramienta cada vez más importante para aprovechar el “BIG DATA” de la información histórica de los estudiantes, y realizar un seguimiento de la actividad de los futuros estudiantes. Los programas de Inteligencia de Negocios (BI), se van a ir introduciendo en las Instituciones de Educación Superior, para anticipar o prever el comportamiento de inscripciones del siguiente curso, el nuevo ingreso, el reingreso y la retención… con una meta clara: el índice de eficiencia terminal, al que nos avoca, hoy día, cualquier acreditadora que se respete.

La evolución demográfica, los crecientes costos de la educación superior y las nuevas presiones del mercado —como ha ocurrido este semestre con el tema del “Gasolinazo” o de la subida del dólar, en Baja California, México—, también están afectando significativamente la forma en que las instituciones atraen a nuevos estudiantes… Creedme, lo he vivido.

Seguro que la mayor área de innovación y crecimiento en el marketing de Educación Superior y de branding, se encuentre en el espacio digital u online. Todavía tengo grandes dudas acerca del “uso eficiente” que las Universidades hacen de la tecnología a su alcance y la explotación de todo su potencial, especialmente cuando se trata de las Redes Sociales y otras plataformas emergentes —como la Realidad Virtual, área ésta en la que me encuentro envuelto, gracias a un Proyecto de Virtual Broadcasting, con la Universidad de Stanford, desde el mes de septiembre de 2016—.

Hoy, seguramente los SocialMedia son más eficientes que los medios tradicionales, para llegar a su público objetivo o meta de forma más directa y focalizada. Las Redes Sociales son significativamente mucho menos onerosas que los enfoques de mercadotecnia, o publicitarios, tradicionales. Las inversiones en esta gama de medios emergentes permiten a las instituciones maximizar sus recursos 1. INNOVANDO y 2. AHORRANDO, dado que puede llegar a invertirse, como promedio, hasta un 33% menos en la impresión, un 24% menos en los anuncios de prensa y un 17% menos en publicidad en radio y TV (números promedio, en función de los resultados obtenidos con clientes de la Agencia BCauseBe Intelligent Marketing.

screen-shot-2017-02-09-at-8-52-39-am

Las fuertes inversiones en marketing interactivo o web —si se hacen de una manera apropiada, con la base racional sólida de la Investigación o Estudios de Mercado “ad hoc”—, probablemente mejorarán la calidad de los solicitantes y el porcentaje de alumnos que llegan a la Universidad (por supuesto, también la retención de los alumnos que ya están).

La estrategia de marketing comienza con el conocimiento de su mercado. Mediante la implementación de resultados de mercado basados en datos concretos de su/sus área/s de actuación, las Universidades pueden aumentar el conocimiento —y el reconocimiento— de la marca y la percepción correcta de su imagen (este es todo un tema que tocaremos otro día), atraer e involucrar a los estudiantes potenciales y crear lealtad entre sus estudiantes, padres, personal, profesores, ex alumnos (alumni) y donantes.

Un enfoque, de este modo, centrado en los datos, para anticipar el éxito de las campañas de marketing institucional, y no estar “tirando el dinero” o “apagando fuegos por periodos concretos de inscripción/matriculación”, a largo plazo significa:

  1. Elevar el desempeño de su marca, lo que significa fortalecer la presencia de la Universidad en todo el panorama de la Educación Superior, examinando cómo podemos mejorar en los niveles de percepción y conciencia de nuestros públicos meta. Algo que CETYS Universidad está realizando de un modo excepcional, al posicionarse “codo con codo” con universidades de primer nivel, en un ámbito internacional. Es algo que, desde una Estrategia de Mercadotecnia, debería explotarse de manera sistemática.
  2. Maximizar su mensaje para articular el valor (frente a su precio), mediante la comprensión de los conceptos de comunicación que suenan o están presentes en las diferentes audiencias estudiantiles y sus entornos mediáticos.
  3. Validar su gasto de marketing, midiendo el desempeño de la marca y de cada campaña, calculando las tasas de conversión de solicitante a estudiante. Esto nos va a permitir medir, al mismo tiempo, los “por qué” de esa conversión y cómo replicarla de manera sistemática y controlada, para adaptarnos a los cambios de nuestros futuros alumnos.

En las universidades, debemos aprender a confiar en —y a utilizar correctamente— el poder de la Marca-Universidad y llevar a los estudiantes a recordar algo más que un nombre, al tomar su decisión de inscripción. Debemos obtener y hacer acopio/análisis útil de más información, acerca de las tendencias actuales del mercado de la Educación Superior en lo que a Marketing, Reclutamiento y Tecnología se refieren y, como siempre digo a mis alumnos en una de mis clases introductoria al mundo del Marketing hoy: La fórmula “mágica” para obtener el ENGAGEMENT de nuestros públicos está en OBSERVAR y ESCUCHAR, para después ACTUAR.

Gracias por este ratito juntos! Hasta la próxima semana!