Las 7 claves para el Éxito profesional del Millenial.

Últimamente, tras conversar en algunas de mis clases, acerca del futuro profesional esperado o deseado por mis alumnos, resulta que frases como: “Ve a la escuela”, “concéntrate en tus estudios”, “haz todas tus tareas”, “obtén un título”, “consigue un buen trabajo”…, para estos “millennials”, están perdiendo fuerza, y parece surgir un desánimo que me anima a escribir esta columna.

¿Cómo sabemos si esta secuencia del éxito tradicional garantiza hoy una entrada por la puerta grande en un trabajo después de la graduación…? Y, lo que es aún más importante… Nuestros queridos y espabilados “millennials” se preguntan si una carrera universitaria les asegura un futuro próspero o a desarrollar un emprendimiento exitoso…

Estas preguntas y muchas más están en la mente de muchos millennials… Porque ellos sí se preguntan lo que la anterior generación sólo se atrevía a cuestionar en lo más profundo de sus pensamientos. Los millennials consideran todo lo anterior mientras intentan definir lo que se necesita para lograr el éxito profesional. Una conocida empresa de investigación de mercados, se propuso, hace unos días, descubrir las respuestas a estas preguntas que provocan que las universidades estén en entredicho para este público. Sus conclusiones:

• La mayoría de los líderes jóvenes (más del 56 por ciento) tienen títulos en disciplinas de ciencias sociales o humanidades.

• Un grado específico no conduce a un mayor éxito en el mercado de trabajo.

• Las personas exitosas tienen importantes capacidades de liderazgo, habilidades técnicas y/o de trabajo en equipo.

• Más de dos tercios (67 por ciento) de los encuestados que consiguieron carreras exitosas dentro de los cinco años posteriores a la graduación dijeron que les fue bien en proyectos de escritura académica, durante sus carreras.

Los millennials no han tenido mucha suerte en encontrar buenos trabajos. De hecho, representan alrededor del 40 por ciento de los desempleados en los Estados Unidos (https://www.usa.gov/statistics). Los recién graduados se sienten frustrados por el hecho de que es probable que comiencen con un salario más bajo que el ingreso medio del país. Sin embargo, muchos de ellos también son conscientes de que, si quieren ingresar a la clase media o superior, no solo necesitarán un título sino también una habilidad que se han dado en llamar las “soft skills” o habilidades blandas, esto es: Liderazgo, gestión, investigación y otras…

El éxito en los campos de la salud, el marketing, negocios, ingenierías en energías renovables, el trabajo social y/o el diseño gráfico digital, están íntimamente relacionados con la educación recibida en estas “soft skills”. Muchos mercados de trabajo específicamente requieren un título, y además, aquellos que deseen ingresar a ellos no tienen más remedio que obtener las cualificaciones y certificaciones que necesitarán en este mundo que les ha tocado vivir, en el que el manejo de la ciencia de datos, se mezcla ya con todas esas disciplinas:

1. Capacidad de expresarse por escrito: En un mundo donde el correo electrónico, WhatsApp, Facebook, Twitter… desarrollan el lenguaje escrito, es esencial que el millennial ejerza la capacidad de escribir sus pensamientos de manera correcta, concisa y precisa en los entornos digitales, en los que son nativos, a diferencia de la generación anterior. La forma en que una persona se expresa de sí misma contribuye a una impresión general y ayuda a influir en las percepciones de los demás (base principal del marketing de contenidos y el Inbound Marketing). Cada ensayo, informe del libro y caso de estudio que completa el alumno en su licenciatura o estudios universitarios, lo ayudará a mejorar sus habilidades para formular ideas y expresarlas de manera clara y con la autoridad necesaria para desarrollar sus habilidades de liderazgo y presentación.

2. Capacidad de comunicación: Los millennials que aspiren al éxito profesional deberán ser capaces de comunicar sus ideas (verbal o visualmente). Este es un requisito esencial en cualquier descripción de puesto hoy día. Las interacciones interpersonales y verbales establecen el tono para las relaciones en el lugar de trabajo y con las empresas con las que interactuarán en el día a día del ejercicio de sus labores profesionales.

3. Capacidad para encontrar. Los estudiantes que entregan proyectos de alta calidad deben excavar a través de materiales científicos y académicos (big data). Son capaces de encontrar estudios que respalden sus afirmaciones y examinar los diferentes puntos de vista antes de llegar a sus propias conclusiones… Esta es la capacidad de la Ciencia de Datos, la habilidad de descubrir de dónde viene, aplicar el pensamiento crítico a los hallazgos y desarrollar una nueva solución o punto de vista (innovación). Algo esencial en el ejercicio exitoso de una profesión hoy, para los millennials, acostumbrados a gestionar paralelamente varias fuentes de información al mismo tiempo y de forma eficiente.

4. ¿Trabajo en equipo? No. Trabajo en Equipos. Muchos proyectos a nivel pre-universitario y universitario son cada vez más colaborativos e interdisciplinares. A través de este tipo de trabajo, los estudiantes aprenden cómo compartir opiniones y considerar las contribuciones de los demás, sin menospreciar las conclusiones que otros han extraído y compartiendo experiencias… ¿Te suena? Es justo la base de cualquier red de comunicación, como lo es Internet. Con el trabajo en equipos, los millennials hacen una especie de cadena de product management, equilibrando la carga de trabajo y sintiéndose responsables y orgullosos de los logros de todo el grupo, lo que apela a la necesidad de satisfacción social de esta generación y potenciando la capacidad de liderazgo.

5. Capacidad para adaptarse a los cambios: Si bien el millennial es adaptable por su naturaleza digital y acostumbrado al cambio rápido y eficiente, en sus estudios universitarios son conscientes de la necesidad de la formación continua para poder ascender dentro de sus compañías, en ocasiones, demasiado rígidas o anticuadas para este tipo de profesionales. Esta formación continua tiene 2 efectos directos en sus carreras profesionales: están más especializados y, a la vez, son más flexibles a los cambios, no solo en su vida, sino también es común verlos poco tiempo en el mismo trabajo, o en la misma función.

6. Integración Global, incluso dentro de lo local: El término “glocal” que acuñara, en su momento Roland Robertson (HBR, 1980), en su noción de “glocalización”, como la “ocurrencia” de la universalización y particularización en un mismo contexto, se hace presente en el mundo del millennial, que no diferencia, dado que ha nacido en un mundo sin las barreras físicas de la anterior generación… El millennial está conectado al mundo y están más abiertos al cambio y a la diversidad cultural que generaciones anteriores. Esto no sólo es debido a los desarrollos en telecomunicaciones y entretenimiento, sino que también se debe al mayor conocimiento del inglés, idioma universal que aprende desde niño en los dispositivos digitales a los que está expuesto desde temprana edad, y que se potencia en universidades como CETYS, donde Campus como el de Ensenada, se enfocan a la atracción de alumnos y profesores de otros países, incrementando la exposición de sus alumnos al idioma y a la transculturalidad, tanto para la comunicación personal como para los negocios.

7. Mercadólogos por naturaleza: El conformismo en el que fueron educados sus padres ya no tiene el mismo efecto en ellos. Los Millennials ven más allá de poseer una casa en propiedad o de formar una familia “clásica”. Para ellos, las prioridades han cambiado, siendo el desarrollo de su carrera profesional una de las más importantes. Como pasa en la Mercadotecnia de verdad, el reto no es vender, sino mantener el cliente, no se trata del éxito momentáneo o la fama efímera… El millennial busca el reconocimiento sostenido. Esto les anima a ser más proactivos y a tener menos miedo a la hora de desarrollar sus propias ideas y proyectos, lo que les convierte en una generación emprendedora por naturaleza propia. Esa necesidad de reconocimiento requiere un continuo feedback para establecer sus nuevos objetivos y redirigir constantemente su plan de carrera, por lo que la universidad de calidad se adapta a esos mismo procesos, mediante la revisión constante de sus programas.

En resumen, la Universidad actual ofrece experiencias más allá del salón de clases. De acuerdo con un estudio de investigación histórico, a menudo citado, realizado a fines de la década de los 1990, los estudiantes que participaban en una o más actividades extracurriculares tenían un 50 por ciento más de probabilidades de ser identificados como dotados. Estudios más recientes tienden a confirmar esta conclusión. Los esfuerzos y habilidades adicionales son importantes, y los sistemas universitarios de calidad, como lo es CETYS Universidad, a menudo brindan la plataforma para estas experiencias.

La Universidad es mucho más que cursos, clases y calificaciones. La Preparatoria ha quedado atrás y el millennial entiende y exige respuesta a sus necesidades de crecimiento y éxito como ellos lo entienden… Quedó atrás el conformismo: Muchos estudiantes participan en actividades fuera de sus estudios estructurados. Las lecciones que aprenden más allá del aula tienen un impacto directo en los conjuntos de habilidades que los harán exitosos en las diferentes profesiones de hoy y mañana.

Anuncios

Las 7 Claves de la Experiencia del Cliente

Buenos días!!! Feliz martes de retos para esta semana!!!

Hoy me ha pasado algo que me ha dado qué pensar, en cuanto al interés que debe tener una organización de cualquier dimensión, pero más aún una PyME o en una Institución Pública o Privada, al respecto del Servicio al cliente y la Experiencia del Cliente… Una prioridad debe ser que se conozca que hay UNA forma sencilla de complacer a un cliente: actuar y hacerle sentir como si él/ella fuera su máxima prioridad. 

En lugar de “quemar” a la organización donde me ha tocado ver el mal trato proporcionado a un usuario esta mañana, en este artículo quisiera concentrar los consejos más importantes que conozco y que he impartido como conferencista y capacitador en Customer Experience, durante 20 años, para así poder complacer a sus clientes, todos ellos valiosos… Ahí vamos:

1. Asegúrese de que su personal esté equipado.

Su equipo, sus colaboradores, son su primera línea para asegurarse de que los clientes no solo estén satisfechos, sino que estén realmente felices de trabajar con usted. La rotación de empleados está directamente relacionada con la calidad del servicio… Como hacen en Disney, por ejemplo, o en las Escuelas, debemos asegurarnos de que a los empleados que trabajen en la sección de mascotas les gusten las mascotas. Es pura Lógica!!! Pero no se suele hacer… Y si usted no demuestra interés por sus empleados y/o colaboradores, ¿cómo vamos a pensar en la atención al cliente que van a dar esos mismos colaboradores?

Otras habilidades básicas, incluyen la empatía, la coherencia y la paciencia. La experiencia es vital también, pero puede ser una espada de doble filo: demasiada experiencia y el representante puede sonar pedante o condescendiente… muy poca experiencia, y el representante no sabrá cómo manejar situaciones delicadas.

2. Conozca a su competencia.

El peor error es no conocer a nuestra competencia. Sea inteligente. Conozca la o las ventajas e inconvenientes, fortalezas y debilidades de las empresas que son sus competidores… y conozca sus gustos y aversiones.

3. Sea accesible. Sea MUY accesible!!!

Céntrese en su alcance real. La ventaja de trabajar con una pequeña empresa es la flexibilidad y la agilidad que ofrecen. Muchas veces tenemos pedidos que requieren un cambio muy rápido. Cuando un cliente nos habla como proveedor “pequeño” de un producto o servicio, lo hacen porque les resulta mucho más accesible hablar con los responsables de la toma de decisiones, con lo que no tienen que pasar por tres o cuatro niveles de personas para tomar una decisión.

4. Sea innovador.

Puesto que ya dijimos en el punto 2 que debíamos conocer a nuestra competencia y sus puntos fuertes y débiles, tiene que usar esa información de manera pragmática: simplemente tiene que ofrecer su mejor cara y trabajo para su cliente, de como lo haría la competencia. Sabemos que el innovador lleva muy poca ventaja hoy día, más aún con el uso de las herramientas en línea, pero por poca que sea, ya es una ventaja.

5. No tema a las herramientas en línea.

Hablando de herramientas en línea… Su sitio web suele ser la primera exposición del cliente a su empresa, por lo que su página de inicio debe ser personal y fácil de usar. Facebook y Twitter —incluso Instagram o Pinterest— sirven también como oídos… A la gente le encanta hablar o comentar en redes sobre sus compras y experiencias recientes, ¿por qué no escuchar estas experiencias de compra y/o consumo? Únicamente tenga en cuenta que esas conversaciones pueden no representar a la mayoría y deben ponerse en contexto.

6. Cultive sus relaciones.

Cuando las empresas establecen relaciones con sus clientes y proveedores, es una gran ventaja competitiva… Es casi como hablar de una gran familia pequeña. Los clientes buscan valor más allá del producto o servicio que les proporcionamos, y cultivar estas relaciones puede ser ese valor agregado.

7. Tenga en cuenta el estado de ánimo del cliente.

Un Cliente no se impresiona por lo que sabe o lo que puede ofrecer, hasta que ve que, de verdad, le importa cómo se sienten. Obvio no es posible que se preocupe de manera significativa a menos que tenga una idea clara de lo que las personas sienten y por qué. 

Ser conscientes de las emociones y el estado anímico del cliente, hasta el extremo, es una excelente medida de servicio al cliente… Si un cliente se topó con un tráfico horrible en el camino hasta nuestra empresa o institución, o si están en medio de una riña con su pareja, tenemos que considerarlo nuestro problema, esto es: Empatizar es la forma de asegurarnos de que tengan una experiencia sublime de compra y/o consumo.

Como conclusión, y por hacerlo aún más sencillo, aquí va este consejito: Aparte de llevar control del dinero que cada cliente le genere y las nuevas ventas, le recomiendo una de las lecciones más importantes que he aprendido tras 25 años en el mundo del Marketing: Si tiene dudas, acuda a sus clientes. Ellos le dirán lo que quieren y le darán soluciones que nunca se le ocurrirían por su cuenta. Las mejores iniciativas y éxitos provienen de escuchar a los clientes.

Oscar Barroso Huertas

Doctor en Nuevas Tecnologías de la Información

CETYS Universidad

Campus Internacional Ensenada

Baja California

México

No me digas eso que no te creo!!! Las apariencias engañan… El peligro de la Interpretación.

Wow! No sé si habéis tenido ocasión de leer el reporte que el Pew Research Center ha hecho público esta semana… Lo que seguro te va a llamar poderosamente la atención,     —como, de hecho, me ocurrió a mi— será el titular:

Use of Spanish declines among Latinos in major U.S. metros

FT_17.10.19_spanish-metro

El uso del Español disminuye entre los Latinos, en la mayoría de las metrópolis de U.S. Este es el atrevido titular que, obviamente, sirve a más de un objetivo, incluido el político.

Pero no te dejes llevar por las apariencias… Como en muchos casos, lo que importa está en el interior… Al echarle un vistazo más profundo a los datos de este Estudio del Centro de Investigación, se puede ver, de manera clara, que los latinos, en los Estados Unidos, no solo SÍ usan el idioma español, sino que también consideran el idioma como una parte vital de sus vidas y sus identidades, incluidas sus vidas como consumidores. Si quieres una prueba fehaciente de lo que te digo,  solo concéntrate en estos tres puntos clave del Estudio —algo que, de paso, TE PUEDE SERVIR DE MUCHO SI HACES NEGOCIO CON LATINOS que viven en los Estados Unidos, al planificar tus esfuerzos de mercadotecnia para este 2018:

1. Hablar e Interactuar con este Buyer-persona en español es importante Hoy y Mañana: El 92 por ciento de los latinos considera que es importante para las generaciones futuras mantener esa comunicación en Español, aunque es cierto que muchos de ellos no ven el hablar nuestro idioma como un requisito único para identificarse como latinos… Esto nos abre la oportunidad para profundizar en cuáles son el resto de características identificadoras del latino.

Uno de los grandes campos en los que destaca la preferencia del idioma Español es, de hecho en el entorno on-line. Esto me recuerda un estudio que leí en Facebook  (Facebook IQ study) realizado por Latinum Network que revelaba que los clientes latinos no desean las traducciones de inglés a español en línea. Quieren mensajes en español nativos que sientan que reflejan su cultura, y quieren que los presenten hispano-hablantes nativos.

17625957_723816587785517_4556445729614200832_n

2. Diferentes mercados deben usar el idioma español de manera diferente
Como señala este Estudio de Pew, el público de habla hispana varía drásticamente de una ciudad a otra… Como podréis ver en la gráfica, en las áreas de Miami, Florida y Texas, por ejemplo, el 90% de los hispanos hablan español en su casa. Sin embargo, otros mercados tan o más importantes, con poblaciones extremadamente grandes de habla hispana, —por ejemplo: El Paso, Los Ángeles, Nueva York, Atlanta, Dallas y Orlando—, cuentan con tasas de habla hispana de 79 por ciento o más.

Es por esto que, si fuerais clientes míos, os aconsejaría que si vais a comercializar productos y/o servicios en esos mercados, os perjudicaríais a vosotros mismos al ignorar números como estos. La estrategia de Marketing —y, por supuesto la de Ventas— debería tener en cuenta múltiples variables que se desglosan de estos datos…

3. El número de latinos que hablan español en realidad está creciendo
Lo cierto que ese titular, del que os hablo al principio de este post, es muy llamativo, sí, pero, como veis, es en realidad especulativo y podía llevar fácilmente a engaño… Efectivamente, la proporción de latinos que habla español ha disminuido ligeramente, pero la cantidad real de latinos que hablan español está aumentando, porque la población latina en EE.UU. está creciendo, por lo que la lectura del dato es demagógica y sesgada. Al subir la población, el Universo muestral aumenta en la misma proporción, y el porcentaje, por ello disminuye en el resultado final, pero como hemos visto, la realidad es que el NÚMERO TOTAL REAL DE LATINOS QUE HABLAN ESPAÑOL AUMENTA… Esta es la realidad…: De los 57 millones de latinos en los Estados Unidos, más del 80 por ciento usan español en línea, y el 82 por ciento de los latinos bilingües piensa que las marcas deberían usar tanto inglés como español cuando se acerquen a ellos como clientes potenciales.

¿Qué significa esto para las marcas que venden y promocionan sus productos/servicios a los hispanos de EE.UU.? Resulta que el mercado latino está vivito y coleando, y eso es especialmente relevante si atraes clientes a través de redes sociales o en móviles.

Si quieres ayuda en tu estrategia de introducción o crecimiento de tus ventas en estos mercados, no dudes en contactarme! Abrazo y feliz resto de semana!!!

Oscar Barroso Huertas ©2018

Molly Fleming: “Innovation means setting a trend, not just copying one”

En las últimas semanas he visto pasar delante de mi, diversas opiniones acerca del cambio en el mercado publicitario, en el diseño web, e incluso en cuanto a las tendencias en estrategia de marketing y creación y desarrollo de nuevos productos y servicios… Ni que decir tiene que, a medida que escuchaba, iba alimentando en mi mente, la posibilidad de escribir algo de todo ello… pero, dentro de toda esa negatividad que expresaban mis interlocutores, yo no podía ver más que pereza, “flojera” de gente que se queja de la evolución en los sistemas y procesos, con esa famosa quote de: “es que antes…” o “es que siempre se ha hecho así y funciona, ¿para qué moverle?”.

vw-new-campaign

Lo cierto es que, a lo que mis interlocutores estaban diciendo NO, era a la Innovación… Los mismos que se llenan la boca en charlas y conferencias, en juntas y cursos, con esa misma palabra, en hechos, se atragantan con la práctica de la misma y, en la mayoría de los casos, optan por copiar, en lugar de innovar…

Como dice Fleming, se trata de implantar una tendencia, no solo de copiar y modificar, una que ya existe… Ojo! No tiene nada de malo “subirse a la ola” de una tendencia (trend) y usarla para hacer crecer nuestros resultados o los de nuestros clientes! Lo que no está bien es que vendamos esto como innovación… Ahí está la diferencia… Ahí está.

thinknewscreen

Lo nuevo es bueno! Lo nuevo e innovador es lo que mueve el mundo y permite que no sigamos en los mismos paradigmas, aburridos y hastiados de la repetición infinita,…

Solo para recordar: Oppenheimer habla de crear una cultura de la innovación, un ambiente que produzca entusiasmo colectivo por la creatividad y glorifique a los innovadores productivos, de la misma manera que con los artistas y los atletas. Hay muchas formas de lograrlo, desde políticas de recursos humanos hasta campañas de comunicación y el establecimiento de premios y concursos. Lo principal es reducir el miedo al fracaso…

Hoy en día, muchas empresas, escuelas, instituciones de todo tipo y características, defienden el estandarte de la innovación y sueñan con tener un Steve Jobs —mítico fundador de Apple—, o un Reid Hoffman —creador de LinkedIn—, dentro de sus filas, pero las condiciones básicas no siempre son las correctas para que esto suceda… La realidad es que pocas Organizaciones están preparadas para tener o ser el caldo de cultivo para estos “InnovActivadores”… Dado que el miedo al fracaso es lo que las comanda, más allá de los discursos institucionales, lo cierto es que la “Innovacción” no es tolerada ni tolerable… a no ser que “otro” lo haya probado ya antes… Que ya se haya probado que funciona en otro sitio… Señoras y señores, si no son los primeros, eso no es INNOVACIÓN, es COPIA!!!

Ahí dejo mi reflexión “lunera” y ustedes juzgarán si “lunática”.

Un abrazo y Feliz Semana…

Obhster® Oscar Barroso Huertas ©2018

8 Acciones Clave para mejorar las experiencias digitales de los clientes

Brindar excelentes experiencias a los clientes en cada punto de contacto digital se está convirtiendo en un imperativo para las marcas. Hace tiempo que vengo analizando —por “culpa” del segundo doctorado que estoy haciendo—, cómo mis clientes poco a poco van introduciendo en sus peticiones una mejor experiencia del cliente, y, según este mismo análisis, mediante una metodología de BI, calculo que, para 2020, ésta superará al precio, e incluso al producto, en la diferenciación y posicionamiento de la marca.

Aún así, la experiencia de cliente digital puede ser un verdadero desafío para las marcas, especialmente porque muchas aún tienen dificultades para definir dónde están sus clientes en el espacio digital y las mejores formas de conectarse con ellos. Si bien muchas marcas aún están aprendiendo a atraer e involucrar a sus clientes, algunas comienzan a descubrir la importancia de definir una estrategia para proporcionar la mejor experiencia en cada punto de contacto (JourneyMap)… La pregunta hoy día, como lo era al inicio del “digitalismo” sigue siendo: ¿cuál es la mejor manera de abordar el servicio al cliente en la era digital?

Las marcas deben ser expertas en el servicio y atención al cliente en todos los canales —estrategias omnicanal—, desde el correo electrónico hasta redes sociales y más allá, y no pueden permitirse quedarse atrás. Como respuesta a este desafío continuo, he conseguido recoger en 8 Acciones Clave, todo lo que he podido leer y experimentar en las marcas para las que trabajo o he trabajado en algún momento, esto para mejorar las experiencias digitales de los clientes.

1. La experiencia digital del cliente sigue siendo una experiencia para el cliente.

No olvidar que el cliente no somos nosotros. Se requiere un estudio para poder saber qué piensan nuestros clientes actuales y potenciales. No pensar que lo sabemos todo de nuestros clientes, aunque llevemos con ellos toda la vida… Precisamente por eso debemos investigar qué quieren de verdad, y no solo lo que creemos que quieren.

2. Define tus metas y objetivos digitales.

Uno de los pasos más importantes para mejorar la experiencia digital del cliente es definir claramente qué esperan los clientes de su marca y las formas en que usarán cada canal en particular. Muchas compañías crean sitios web, crean plataformas móviles porque todos están creando dispositivos móviles, pero no piensan en el contexto de la utilización de ese canal por parte de los clientes.

3. Comprende las expectativas del servicio al cliente.

Debemos tener una comprensión clara de lo que los clientes esperan de la experiencia de marca. Si el cliente tiene una expectativa de entrar en una interacción, y esa expectativa no se cumple, entonces la experiencia será tristemente negativa. Las empresas deben cumplir, si no superar, las expectativas de sus clientes.

4. Usa la investigación para ingresar al entorno de tus clientes.

Estamos acostumbrados, como empresas, a hacer encuestas —quizás porque son baratas y nos arrojan datos operativos, pero ese tipo de “estudios” son buenos indicadores de lo que ya, de por sí, no sirve… no son buenos indicadores de cómo debe diseñarse una experiencia… Quizás te dirán algunas cosas que los clientes necesitan, pero frecuentemente hay necesidades no descubiertas, que no se pueden obtener con una encuesta online. ¿Qué tal si probamos con hacer una “netnografía” previa?

Quizás muchas empresas quieran pasar por alto este paso porque requiere inversiones de tiempo y dinero, pero el retorno realmente satisface las necesidades del consumidor y se basa en comentarios reales, que, obviamente generarán ingresos.

5. Se transparente con tus clientes.

Ahora los especialistas en marketing estamos inmersos en grandes cantidades de datos, es importante que las empresas sean transparentes sobre lo que recopilan, por qué lo recopilan y qué van a hacer con esos datos. Podemos utilizar los datos para mejorar los servicios para tus clientes, pero debemos ser muy transparentes sobre cómo los usamos, qué hacemos con ellos, para qué los vamos a usar y cuál es el beneficio para ellos. Sobre todo esto último!!!

6. Trata los comentarios no solicitados de tus clientes como lo más importante.

Esto puede ayudarnos a comprender mejor cómo personalizar y mejorar las experiencias de nuestros clientes.

7. Unificar los mensajes en todas las plataformas digitales.

Para aprovechar al máximo la creación de puntos digitales eficientes… El buyer-persona actual no mira al mundo a través de la lente de un solo canal digital: seguramente va a ir del canal digital (redes sociales, website),… al teléfono… de ahí a la tienda o al representante de ventas y vuelta a empezar.

8. Estudia las tendencias digitales emergentes.

Encontrar nuevas formas de conectarse e involucrarse con los clientes es vital para mejorar el servicio al cliente digital. Los jóvenes de esta generación —como he podido observar de primera mano ya en la Universidad…—, los famosos millenials, quieren que les hablen como ellos quieren, no como las marcas quieren.

Espero que te sirvan estos consejos como a mi me ha servido sistematizarlos… Un abrazo de miércoles por la noche.

Tipos de InnovAcción y qué problemas del Marketing de las Empresas resuelven…

Aquí va mi primer post del año… Ya sé… Ya sé… Voy un poco tardeeee… Pero qué comienzo de año… Ufff… Sin embargo, espero que os interese, dado que viene con unas conclusiones de un estudio desarrollado durante los 17 meses, 12 de ellos del pasado año 2017…

En BcauseBe, durante un año y medio aproximadamente, hemos recolectado datos de 31 compañías en 8 industrias y 7,329 de sus clientes. Si bien los resultados de estos estudios de mercado fueron diferentes según las empresas y sus sectores productivos (en el estudio se recogen datos desde maquiladoras a empresas en el sector médico, energía o educativas, entre otras), el efecto positivo de una inversión en lo que nosotros llamamos innovacción fue una constante en todas las industrias y empresas.

La InnovAcción es un proceso que como consultor, en BcauseBe Marketing Intelligence, entiendo como parte de un sistema integrado e integrador de Estrategia de Marketing, Data Analytics y Consumer Behaviour Analysis.

Algo tremendamente curioso es que, como investigador responsable del Estudio se localizó que los cambios aleatorios y sin estrategia, percibidos en las relaciones con los clientes, se correlacionaron negativamente con la percepción de innovación y las emociones de éste. Esto es llamativo y sorprendente.

Hablando de innovación, Hardvard Business Review The 4 Types of Innovation and the Problems They Solve resume en cuatro los tipos que se dan relacionados con la productividad.

Sin embargo, desde el punto de vista del Marketing, me atrevo a exponer la tesis de que existe un contexto diferente, aunque paralelo, en el que encaja a la perfección el concepto de InnovAcción:

  • InnovAcciones que reducen los costes, en las 4Ps tradicionales del Marketing Mix y mejoran la eficiencia. Un ejemplo reciente, en la automatización del marketing, es el desarrollo de “bots” y algoritmos para métricas y Business Intelligence aplicado al Marketing y la adquisición y retención de clientes… Estos son dos ejemplos claros de innovaciones que reemplazan trabajo con capital.
  • InnovAcciones que mejoran los productos o servicios cuando el centro de la estrategia de marketing es el incremento del nivel de calidad o la reducción de los niveles de variación en la calidad del mismo producto o de la misma categoría, proporcionado al cliente en momentos o lugares diferentes. Las decisiones relativas a qué se debe mejorar, a menudo se inspiran en los análisis y estudios de satisfacción del cliente, que identifican a qué área de calidad y características del producto o servicio tienen una mayor sensibilidad los clientes. Estas innovaciones podríamos relacionarlas con las que HBR denomina innovacciones de sostenibilidad.
  • InnovAcciones que hacen cosas que ya se hacen o existen, de una forma diferente o aquellas que crean algo completamente nuevo (desde cero). Estas innovaciones son radicalmente diferentes de las soluciones existentes. El resultado final de estas innovaciones influye en la creación de nuevas empresas o nuevos productos. Uber y Airbnb son dos ejemplos de soluciones nuevas para algo que, de por sí, ya existe, como son los taxis y los hoteles. En el artículo de HBR llaman a éstas innovacciones disruptivas.

A través de nuestra investigación y, en un esfuerzo por desarrollar una nueva medida racional para la percepción de los clientes, sobre la capacidad de InnovAcción de las empresas —IDIA (Índice de InnovAcción) Bcausebe Index—, identificamos tres áreas en las que los clientes podían notar los cambios realizados por la Empresa. Estos son:

  • Área Producto-Persona: por ejemplo, cambios percibidos en las diferentes gamas de bebidas o los alimentos que Starbucks pone a disposición de sus clientes.
  • Área de Contacto-Persona: por ejemplo, cambios percibidos en la forma en que el producto/servicio le fue entregado al cliente por parte de la persona que le proporcionó el servicio de venta o contratación, o quizás a través de su App o su sitio web (website) en las plataformas de las plazas comerciales de Target.
  • Área Acción-Retención: por ejemplo, cualquier cambio percibido en la forma en que la Empresa trata de establecer, mantener o profundizar su relación con sus clientes, tanto actuales como potenciales… E incluso, en palabras del Dr. Barroso, los stakeholders e influencers.

Como parece lógico, estas 3 áreas se pueden entrecruzar transversalmente con otras 4   —que aparecen en el Estudio y que forman parte del Sistema Estratégico que BcauseBe Marketing Intelligence ofrece a sus clientes—, y que resultan en un Índice que permite medir la percepción de innovación y la respuesta emocional a este sistema de InnovAcción.

La capacidad de innovación percibida se correlacionará positivamente con el atractivo relativo percibido, que estará directamente vinculado a la lealtad del cliente y, por lo tanto a la Retención, como sistema estratégico básico. Un cambio percibido (positivo o negativo) en cualquiera de nuestras 7 áreas de InnovAcción, de acuerdo con el impacto del modelo del “IDIA BcauseBe Index”, denotará la capacidad de innovación y de generar emociones y, en última instancia, la contratación, la compra y, yendo más allá, la fidelización de los clientes.

Desde un punto de vista estadístico, nuestro modelo de investigación y Data Analytics, encaja a la perfección con todas las estadísticas de ajuste dentro de los rangos definidos, tanto por el Mercado —con todo lo que éste implica, no solo los públicos—, como por el producto.

En resumen, el hallazgo de esta investigación, que proseguirá de manera continua, implica que cualquier cosa que hagan las empresas para innovar en cómo desarrollan, mantienen o profundizan las relaciones con los clientes, de hecho, aumentará, de una manera organizada —y posible de medir mediante algoritmos “ad hoc”—  la percepción de los clientes sobre la capacidad de innovación de las empresas.

 

A partir de este estudio, podemos señalar que las empresas deben volver a la filosofía de servir y co-crear valor con el mercadólogo, es decir, orientarse más hacia el cliente en su pensamiento innovador. La pregunta clave en cualquier innovación es: ¿cómo puede esto mejorar el valor agregado del cliente? Del Índice de InnovAcción (IDIA), aprendimos que los clientes le están diciendo a las empresas que deben reconsiderar cómo abordan las innovaciones en las relaciones con los clientes.

Y su empresa… Está dispuesta a este cambio?

Feliz noche y Feliz Año!!!

Oscar “Obhster” Barroso Huertas

Game of Growth Hacking Thrones! o cómo incrementar ventas jugando…

Los magos, guerreros y caballeros del siglo XXI no llevamos capa y, aunque tenemos bastante de científicos y conquistamos nuevos mercados, no llevamos bata de laboratorio ni espadas afiladas (muy a mi pesar, jejeje). Durante años nos hemos estado formando en el terreno del Marketing y, al mismo tiempo, en el plano “oculto” de las nuevas tecnologías —lo que nos obliga a una constante actualización e innovación—. Hoy nuestro nombre es Growth Hackers y nuestro Trono es conseguir el reinado de las Marcas que manejamos, sobre todos las otras marcas, que compiten por el Buyer-Persona, “jugando” a estudiar el Customer Journey Map de los Siete Reinos de las Ventas y la Mercadotecnia y trazando nuestras estrategias de guerra en un Funnel General de Ventas y Crecimiento.

Un Product Hacker o Growth Hacker cree que todo producto puede ser siempre mejor y que nunca está completo, por eso su camino ha de tener un enfoque de desarrollo de Producto Digital que implica la mejora constante mediante la iteración —por lo que es de cajón que debe manejar métricas, analytics y herramientas de inteligencia de marketing (Business Intelligence).

El Growth Hacking es la etapa del desarrollo de un producto digital en la que tenemos un producto inicial y conseguimos que la gente lo use, les aporte valor, le guste, repita, y finalmente terminen amándolo. El Growth Hacker tiene una única tarea —que no es poca— en una empresa: incrementar la presencia e iteración (repetición flexible y adaptada de procesos) de esa especie de grito de guerra que es: AARRR! (Adquisición, Activación, Retención, Recomendación y obviamente Revenue, es decir: Ingresos).

El Growth Hacker debe ser un experto generalista, es decir, tiene que saber bastante de cada área de producto y de todo el marketing mix digital y debe ser capaz de conectar todas las áreas que conoce para maximizar las métricas que quiera modificar en cada momento. Debe estar totalmente centrado y obsesionado con el crecimiento del producto en sus números, principalmente usuarios —o pacientes, o aficionados, o estudiantes, o votantes…— y facturación (preferentemente enfocado en el Revenue). Para conseguirlo deberá pasar por todo el funnel general de producto, analizando la salud de cada etapa del mismo y centrando su trabajo en aquellas tareas que maximicen resultados.

Es por esto que entiendo que, pese a que el nacimiento de esta denominación, se dio en el entorno de los productos puramente digitales, dada la actual digitalización de la realidad, es más que conveniente y acertado, adquirir estas técnicas y experiencia y aplicarlas a los entornos de actividades tales como la del Marketing Educativo (especialmente en los niveles Medio y Superior), el Marketing Deportivo, Marketing de Salud, Marketing Político y, mi favorito: el Marketing Industrial Disruptivo, este es un entorno donde los accionistas y las partes interesadas esperan que las compañías ganadoras sean lideradas por el crecimiento rápido y ágiles con su base de costos, con un compromiso con la sostenibilidad y la confianza.

Ahí está el futuro y hacia donde se dirigirán todos los sectores empresariales —o donde deberán dirigirse— en los próximos años… ¿Será capaz la Universidad de adaptarse a este entorno, con la rapidez, agilidad y el papel de liderazgo que le corresponde en este nuevo paisaje? Comienza la batalla de los 7 Reinos por conquistar el Futuro: Captación, Adquisición, Recurrencia (n-day y de uso), Retención (Stickiness), Conversión, Fidelización y Cash-Flow/Facturación.

¿En qué Reino estás y cómo estás enfrentando la conquista del nuevo Reino?

Feliz resto de la semana!!!

Oscar Barroso Huertas — Obhster®2017