Las 7 claves para el Éxito profesional del Millenial.

Últimamente, tras conversar en algunas de mis clases, acerca del futuro profesional esperado o deseado por mis alumnos, resulta que frases como: “Ve a la escuela”, “concéntrate en tus estudios”, “haz todas tus tareas”, “obtén un título”, “consigue un buen trabajo”…, para estos “millennials”, están perdiendo fuerza, y parece surgir un desánimo que me anima a escribir esta columna.

¿Cómo sabemos si esta secuencia del éxito tradicional garantiza hoy una entrada por la puerta grande en un trabajo después de la graduación…? Y, lo que es aún más importante… Nuestros queridos y espabilados “millennials” se preguntan si una carrera universitaria les asegura un futuro próspero o a desarrollar un emprendimiento exitoso…

Estas preguntas y muchas más están en la mente de muchos millennials… Porque ellos sí se preguntan lo que la anterior generación sólo se atrevía a cuestionar en lo más profundo de sus pensamientos. Los millennials consideran todo lo anterior mientras intentan definir lo que se necesita para lograr el éxito profesional. Una conocida empresa de investigación de mercados, se propuso, hace unos días, descubrir las respuestas a estas preguntas que provocan que las universidades estén en entredicho para este público. Sus conclusiones:

• La mayoría de los líderes jóvenes (más del 56 por ciento) tienen títulos en disciplinas de ciencias sociales o humanidades.

• Un grado específico no conduce a un mayor éxito en el mercado de trabajo.

• Las personas exitosas tienen importantes capacidades de liderazgo, habilidades técnicas y/o de trabajo en equipo.

• Más de dos tercios (67 por ciento) de los encuestados que consiguieron carreras exitosas dentro de los cinco años posteriores a la graduación dijeron que les fue bien en proyectos de escritura académica, durante sus carreras.

Los millennials no han tenido mucha suerte en encontrar buenos trabajos. De hecho, representan alrededor del 40 por ciento de los desempleados en los Estados Unidos (https://www.usa.gov/statistics). Los recién graduados se sienten frustrados por el hecho de que es probable que comiencen con un salario más bajo que el ingreso medio del país. Sin embargo, muchos de ellos también son conscientes de que, si quieren ingresar a la clase media o superior, no solo necesitarán un título sino también una habilidad que se han dado en llamar las “soft skills” o habilidades blandas, esto es: Liderazgo, gestión, investigación y otras…

El éxito en los campos de la salud, el marketing, negocios, ingenierías en energías renovables, el trabajo social y/o el diseño gráfico digital, están íntimamente relacionados con la educación recibida en estas “soft skills”. Muchos mercados de trabajo específicamente requieren un título, y además, aquellos que deseen ingresar a ellos no tienen más remedio que obtener las cualificaciones y certificaciones que necesitarán en este mundo que les ha tocado vivir, en el que el manejo de la ciencia de datos, se mezcla ya con todas esas disciplinas:

1. Capacidad de expresarse por escrito: En un mundo donde el correo electrónico, WhatsApp, Facebook, Twitter… desarrollan el lenguaje escrito, es esencial que el millennial ejerza la capacidad de escribir sus pensamientos de manera correcta, concisa y precisa en los entornos digitales, en los que son nativos, a diferencia de la generación anterior. La forma en que una persona se expresa de sí misma contribuye a una impresión general y ayuda a influir en las percepciones de los demás (base principal del marketing de contenidos y el Inbound Marketing). Cada ensayo, informe del libro y caso de estudio que completa el alumno en su licenciatura o estudios universitarios, lo ayudará a mejorar sus habilidades para formular ideas y expresarlas de manera clara y con la autoridad necesaria para desarrollar sus habilidades de liderazgo y presentación.

2. Capacidad de comunicación: Los millennials que aspiren al éxito profesional deberán ser capaces de comunicar sus ideas (verbal o visualmente). Este es un requisito esencial en cualquier descripción de puesto hoy día. Las interacciones interpersonales y verbales establecen el tono para las relaciones en el lugar de trabajo y con las empresas con las que interactuarán en el día a día del ejercicio de sus labores profesionales.

3. Capacidad para encontrar. Los estudiantes que entregan proyectos de alta calidad deben excavar a través de materiales científicos y académicos (big data). Son capaces de encontrar estudios que respalden sus afirmaciones y examinar los diferentes puntos de vista antes de llegar a sus propias conclusiones… Esta es la capacidad de la Ciencia de Datos, la habilidad de descubrir de dónde viene, aplicar el pensamiento crítico a los hallazgos y desarrollar una nueva solución o punto de vista (innovación). Algo esencial en el ejercicio exitoso de una profesión hoy, para los millennials, acostumbrados a gestionar paralelamente varias fuentes de información al mismo tiempo y de forma eficiente.

4. ¿Trabajo en equipo? No. Trabajo en Equipos. Muchos proyectos a nivel pre-universitario y universitario son cada vez más colaborativos e interdisciplinares. A través de este tipo de trabajo, los estudiantes aprenden cómo compartir opiniones y considerar las contribuciones de los demás, sin menospreciar las conclusiones que otros han extraído y compartiendo experiencias… ¿Te suena? Es justo la base de cualquier red de comunicación, como lo es Internet. Con el trabajo en equipos, los millennials hacen una especie de cadena de product management, equilibrando la carga de trabajo y sintiéndose responsables y orgullosos de los logros de todo el grupo, lo que apela a la necesidad de satisfacción social de esta generación y potenciando la capacidad de liderazgo.

5. Capacidad para adaptarse a los cambios: Si bien el millennial es adaptable por su naturaleza digital y acostumbrado al cambio rápido y eficiente, en sus estudios universitarios son conscientes de la necesidad de la formación continua para poder ascender dentro de sus compañías, en ocasiones, demasiado rígidas o anticuadas para este tipo de profesionales. Esta formación continua tiene 2 efectos directos en sus carreras profesionales: están más especializados y, a la vez, son más flexibles a los cambios, no solo en su vida, sino también es común verlos poco tiempo en el mismo trabajo, o en la misma función.

6. Integración Global, incluso dentro de lo local: El término “glocal” que acuñara, en su momento Roland Robertson (HBR, 1980), en su noción de “glocalización”, como la “ocurrencia” de la universalización y particularización en un mismo contexto, se hace presente en el mundo del millennial, que no diferencia, dado que ha nacido en un mundo sin las barreras físicas de la anterior generación… El millennial está conectado al mundo y están más abiertos al cambio y a la diversidad cultural que generaciones anteriores. Esto no sólo es debido a los desarrollos en telecomunicaciones y entretenimiento, sino que también se debe al mayor conocimiento del inglés, idioma universal que aprende desde niño en los dispositivos digitales a los que está expuesto desde temprana edad, y que se potencia en universidades como CETYS, donde Campus como el de Ensenada, se enfocan a la atracción de alumnos y profesores de otros países, incrementando la exposición de sus alumnos al idioma y a la transculturalidad, tanto para la comunicación personal como para los negocios.

7. Mercadólogos por naturaleza: El conformismo en el que fueron educados sus padres ya no tiene el mismo efecto en ellos. Los Millennials ven más allá de poseer una casa en propiedad o de formar una familia “clásica”. Para ellos, las prioridades han cambiado, siendo el desarrollo de su carrera profesional una de las más importantes. Como pasa en la Mercadotecnia de verdad, el reto no es vender, sino mantener el cliente, no se trata del éxito momentáneo o la fama efímera… El millennial busca el reconocimiento sostenido. Esto les anima a ser más proactivos y a tener menos miedo a la hora de desarrollar sus propias ideas y proyectos, lo que les convierte en una generación emprendedora por naturaleza propia. Esa necesidad de reconocimiento requiere un continuo feedback para establecer sus nuevos objetivos y redirigir constantemente su plan de carrera, por lo que la universidad de calidad se adapta a esos mismo procesos, mediante la revisión constante de sus programas.

En resumen, la Universidad actual ofrece experiencias más allá del salón de clases. De acuerdo con un estudio de investigación histórico, a menudo citado, realizado a fines de la década de los 1990, los estudiantes que participaban en una o más actividades extracurriculares tenían un 50 por ciento más de probabilidades de ser identificados como dotados. Estudios más recientes tienden a confirmar esta conclusión. Los esfuerzos y habilidades adicionales son importantes, y los sistemas universitarios de calidad, como lo es CETYS Universidad, a menudo brindan la plataforma para estas experiencias.

La Universidad es mucho más que cursos, clases y calificaciones. La Preparatoria ha quedado atrás y el millennial entiende y exige respuesta a sus necesidades de crecimiento y éxito como ellos lo entienden… Quedó atrás el conformismo: Muchos estudiantes participan en actividades fuera de sus estudios estructurados. Las lecciones que aprenden más allá del aula tienen un impacto directo en los conjuntos de habilidades que los harán exitosos en las diferentes profesiones de hoy y mañana.

Anuncios

Smart is the new “cool” o la importancia de las TICs en la educación contemporánea.

Ahí va! Este escrito, define perfectamente mi opinión como respuesta a estas preguntas, más aún sobre el protagonismo que debe tener una institución educativa sobre el efecto de las TICs en la Universidad:

El ser humano está en constante evolución… Evolucionamos como Pokémons en un mundo, donde lo que le enseñaron a nuestros padres nada tiene que ver con lo que aprenden nuestros hijos.  De hecho, se trata de una paradoja extremadamente divertida que, aún pocos de nosotros, hemos aprendido a disfrutar.
 
La importancia de la integración de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en los Centros de Estudios, Escuelas y/o Universidades, responde a los esfuerzos de nuestra Sociedad para enseñar a sus ciudadanos actuales y a las generaciones que vienen, valiosos conocimientos y habilidades en torno a los dispositivos informáticos y de comunicaciones, 
el software con el que funcionan, las aplicaciones que se ejecutan en ellos y 
los sistemas que se construyen a partir de ellos.
 
Y aún así, es normal que nos preguntemos: ¿Pero qué son estas cosas? ¿Cómo funcionan? ¿Para qué sirven? Las TIC son tan omnipresentes en el mundo moderno que cada uno tiene una cierta comprensión de las mismas, pero esas interpretaciones son a menudo divergentes. Y es precisamente en esa divergencia donde está lo divertido y lo interesante de estas tecnologías… dado que nos da una visión sin límites… un inmenso campo virgen que cosechar, un mundo entero (o millones de mundos) sin explorar, donde no hay “¿por qué?” sino “¿por qué no?”, donde no existe el “pero”, donde algo que imaginas puede hacerse realidad, con una sola premisa: seguir aprendiendo con un esfuerzo constante en seguir tus sueños, como ocurre cuando mezclamos con nuestra realidad tradicional, la “Realidad Virtual” o la “Realidad Aumentada”, que ya está entre nosotros.
 
La capacitación en las TICs a nuestros alumnos, es un ingrediente fundamental de su educación integral. Un componente indivisible de la identidad del “Homo Tecnointeligens”, que sólo debe aplicar, de forma adecuada, aquello que ya conoce en su smartphone, en su laptop o en sus videojuegos, para saber extraerle el máximo beneficio. 
 
Los Centros de Aprendizaje, tenemos la misión de transformar a nuestros alumnos en superhéroescon ese poder ilimitado. Pero, como todo superhéroe, debemos enseñarle a controlar sus poderes y a saber que, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad” (Benjamin Parker). Una responsabilidad que compartimos Sociedad, Empresas, Centros Educativos y Familias. Una responsabilidad que se traduce en no ver a las TICs como el enemigo que NO son, sino como una oportunidad inigualable para formar a nuestros hijos y alumnos, a los futuros profesionistas, en mirar el mundo donde vivimos como una Oportunidad de compartir conocimiento y crecer juntos, no como un lugar de supervivencia.
 
Esa nueva inteligencia (Business Intelligence) es lo “cool”, lo “in”, lo “chido” o lo que “mola… esa nueva forma de mirar la vida y la educación y el aprendizaje es lo inteligente, y esa inteligencia compartida es nuestro futuro próximo… Un futuro que ya está aquí…
 
Oscar Barroso Huertas, 2016.

Estrategias de Marketing Político que sí funcionan (II)

Bienvenid@s a esta nueva entrega de Marketing Político!!! Si recordáis, nos quedábamos en la Estrategia de Contenidos… Una buena historia podía vender más que las propias promesas electorales, creando un contexto positivo hacia el/la candidato/a.

En esta segunda parte de este post, os comentaré algunos detalles de la Estrategia de Marketing en Redes Sociales (SMM):

Las redes sociales son una plataforma de lo más eficaz a la hora de tomar y crear conciencia de las cuestiones políticas, animar a la gente a votar, y dar a conocer y promover a candidatos políticos.

Dado que los medios sociales son utilizados principalmente por los jóvenes (aunque existe una fuerte tendencia a que encontremos targets más amplios cada vez, en cuanto a edad), es una gran plataforma para ponerle las pilas a este elector que típicamente no está interesado en la política. Los asesores políticos utilizan una variedad de estrategias para conectarse con los votantes potenciales que utilizan medios sociales. Estas técnicas van desde una gestión honesta y directa —como operar una página independiente de Facebook, para permitir que los posibles interesados en votar expresen su opinión—, a engañosa, deshonesta y manipuladora —creando ghost users (usuarios fantasma que expresen opiniones positivas o generen conflicto con los demás candidatos), por ejemplo.

Cuando se trata de las Redes Sociales de hoy en día (porque cada día evolucionan, como pudimos ver el pasado jueves, 20 de abril de 2017, en la conferencia de Mark Zukerberg), los individuos famosos no son diferentes de las grandes marcas, en cuanto a la fuerza con la que sus acciones tienen eco en los medios y con qué cuidado deben mantener la imagen que les gustaría proyectar. Lo mismo ocurre con los candidatos políticos, especialmente durante elecciones como las que nos llegan…

Donald Trump, por ejemplo, fue toda una revolución en redes en estas últimas elecciones de Estados Unidos y en el resto del Mundo… Este avezado empresario —metido a político por intereses económicos y comerciales (ya hablaré de este tema en un próximo post)—abrazó su naturaleza directa, disruptiva y autoritaria, llegando al público que necesitaba oír su mensaje “diferente” y bien diferenciado del resto de candidatos… El resultado: Seguimiento absoluto en redes, no sólo por parte de sus seguidores y potenciales votantes, sino por los Medios de Comunicación, e incluso sus detractores, que miraban curiosos todas sus intervenciones y apariciones en público, entre la duda y el rechazo, pero difundiendo su mensaje al fin. Mientras que sus comentarios de Twitter le hacían parecer como si lanzara frases de desagrado de manera desagradable, es más que probable que sus mensajes formaran parte de una estrategia más grande, una campaña de branding personal cuidadosamente orquestada y planificada.

Independientemente de la cara que presentan al mundo, el funcionamiento interno de las campañas de los candidatos políticos debe organizarse de manera previa. Cada tweet, cada post de Facebook, cada post de sus blogs, debe seguir un guión y ser parte de un mensaje controlado (Legacy Insight, como lo llamo yo, cuando se trata de Marketing Político). Incluso los post de Instagram deben incluir puntos de conversación que conducen de nuevo a una meta o conjunto de metas específicas.

A lo largo del camino hacia la consecución de su meta política, los candidatos deberán ser excepcionalmente prudentes, para archivar cuidadosamente la actividad de sus campañas de redes sociales, en relación con su vida personal. Como vemos, muchas de estas prácticas reglamentadas son las mismas que muchas de las marcas actuales tienen en su actividad empresarial.

Una de las formas más eficaces de generar apoyo para un candidato, en el caso de México en particular, cuando se trata de utilizar los medios de comunicación social (redes sociales), es la construcción de una página de Facebook para el partido o candidato. Esto permite a un asesor de marketing político llegar a miles o millones de votantes potenciales que usan actualizaciones de estado, mensajes y invitaciones de eventos. Mientras que una página de Facebook te permite conectarte con personas que ya están interesados ​​en su partido o candidato, por desgracia, las actualizaciones del algoritmo de Facebook, no nos permite ampliar nuestra base de datos fácilmente. Quizás, una de las mejores formas de atraer nuevos seguidores, según mi experiencia en campañas pasadas, es a través del uso de memes y generación de Publicity, a través de redes. Pero esto lo veremos en el próximo post de “Estrategias de Marketing Político que sí funcionan”.

Gracias y feliz semana!!!

Oscar

Los 5 demonios de la Empresa Familiar.

Independientemente del tamaño, la mayoría de las empresas enfrentan muchos de los mismos desafíos todos los días.

Maximizar los beneficios, minimizar los gastos y encontrar personal talentoso, comprometido y honesto, para mantener las cosas en movimiento, parecen ser los principales retos para las pymes y las grandes corporaciones.

Aquí están los cinco principales desafíos que enfrentan las PYMES y Empresas Familiares hoy en día, a mi parecer:

1. Crecimiento de ingresos.

El aumento de los ingresos es el principal desafío para las empresas que emplean entre 11 y 100 trabajadores. Esto podría estar relacionado con el hecho de que las PYME todavía tienen dificultades para obtener fondos de las instituciones de crédito (confía en mi, lo he vivido).

2. Contratación de empleados.

Encontrar y competir por los mejores talentos del mundo puede ser difícil, especialmente si las opciones se limitan a un área geográfica pequeña y el presupuesto es reducido para un traslado y estancia de ese personal especializado.

La contratación también es importante para las empresas familiares, compartiendo la misma importancia con los ingresos crecientes. Las pequeñas empresas que, a menudo operan en un equipo de esqueleto en sus inicios, parecen sentir que la contratación es menos un problema, dado que la estructura base es la misma estructura familiar y las contrataciones por conocidos o Escuelas y Universidades locales.

Dado que algunos de los mejores talentos actuales están optando por iniciar sus propias pequeñas empresas en lugar de trabajar para otra persona (debido, en gran parte, a la falta de incentivos al trabajador,por parte de las empresas e instituciones), las empresas familiares probablemente seguirán experimentando este obstáculo en los próximos años.

3. Aumento de la Rentabilidad (en cualquier sentido).

Las empresas con menos de 50 empleados luchan más que las organizaciones más grandes para aumentar los beneficios y mantener un flujo de caja viable. El flujo de efectivo no parece ser una preocupación para las organizaciones más grandes, pero las pymes de todos los tamaños luchan para aumentar la rentabilidad sobre una base anual. Lo que está claro es que las empresas familiares están constantemente tratando de aumentar sus márgenes de beneficio. Quizás lo más notable, sin embargo, es que la urgencia parece disminuir a medida que la empresa crece. Mientras que la rentabilidad es siempre importante, parece ser más un enfoque en las organizaciones más pequeñas que en las más grandes, que se centran más en servicio y creación de marca y posicionamiento.

4. Regulaciones gubernamentales.

Los dueños de negocios constantemente están obligados a ajustar sus cuentas y tratos con proveedores, etc. para asegurar el cumplimiento de las normas gubernamentales. Esto incluye leyes relacionadas con la obtención de datos de los clientes y preocupación por el impacto de un aumento del salario mínimo en sus operaciones y la tasa impositiva. A medida que las empresas crecen, el cumplimiento gubernamental parece ocupar una mayor proporción del tiempo de sus líderes.

5. Cuidado de salud del empleado.

En los últimos años, los cambios en la legislación sanitaria han tenido un impacto directo en muchas empresas. Las empresas familiares no están especialmente preocupadas por la atención médica de los empleados, convirtiendo a este “demonio” en uno de los cinco principales desafíos. A medida que las empresas se esfuercen por asegurar que están en conformidad con la legislación vigente, la atención médica de los empleados se convertirá en una de las preocupaciones de un negocio y uno de sus principales impulsos y motivaciones laborales para la retención de trabajadores talentosos.

Cada tipo de negocio se enfrenta a sus propios desafíos únicos, pero sabiendo que otras empresas están pasando por la misma problemática puede resultar más fácil hacer frente común ante estos demonios. El networking puede ser una excelente manera de discutir estos desafíos y aprender cómo otros los están abordando.

Feliz martes de Blogging y que WASC nos pille confesados… (you know what I mean…) jajaja

Sobre el Liderazgo en la Universidad, y su incidencia en la Retención y el BTS.

Como parte de mis lecturas y el trabajo correspondiente a mi tercera asignatura (Principios del Liderazgo) para el Doctorado que ahora mismo estoy tomando, os comparto algunas conclusiones, que perfectamente integra todo lo que he podido experimentar en carne propia, en este último año, en CETYS Universidad, dados los cambios que forman parte del proceso de toma de decisiones en el Campus Ensenada, México.

La gestión del cambio puede ser una gran fuente de estrés. En cierta medida, esto tiene que ver con la cantidad de los cambios, pero también refleja las consecuencias de la falta de visión o planteamiento de objetivos al planificar el cambio, mala comunicación sobre las razones del cambio y una errónea falta de preocupación por el impacto que estas decisiones mal comunicadas, en el personal.

Existe evidencia de que el personal académico tiende a asociar los efectos adversos de la gestión de sus organizaciones con iniciativas y acciones derivadas de los líderes institucionales, en lugar de sus jefes de departamento.

Las distintas las variables identificadas y relacionadas con la satisfacción en el trabajo y el estrés, se relacionan con el contexto de trabajo del personal académico. Es ciertamente razonable sugerir que el comportamiento del líder influye en los contextos de trabajo, aunque éstos no son enteramente atribuibles a él.

La revisión de la literatura sugiere que las siguientes variables afectan al estrés y la satisfacción en el trabajo, en cuanto al liderazgo en una dirección positiva o negativa:

  • Sobrecarga del puesto en la Universidad
  • Ambigüedad del puesto en la Universidad
  • Calidad de la comunicación
  • Autonomía en su trabajo
  • Capacidad de participar en las decisiones de la Universidad
  • Una atmósfera y un clima colegiado
  • Recibe comentarios sobre el desempeño

El grado en que estos componentes del contexto laboral influye de manera positiva o negativa, tanto por líderes departamentales como por líderes institucionales, varía. El punto crucial es que, en la medida en que las actitudes y los niveles de estrés del personal universitario se ven afectados por el contexto laboral, el liderazgo tiene implicaciones para estas respuestas.

Tanto los líderes institucionales como los departamentales pueden a veces sentir que no tienen otra opción que actuar de manera que pueda afectar negativamente el contexto laboral. La presente investigación y mi experiencia actual en CETYS Universidad, indica que si lo hacen, teniendo en cuenta las implicaciones que esto podría tener para la satisfacción en el trabajo, el bienestar y el compromiso organizacional de los afectados.

Además, por supuesto, la identificación de estas características del contexto de trabajo nos proporciona sugerencias implícitas sobre los tipos de contextos de trabajo que los líderes pueden atender, a fin de mejorar las actitudes y respuestas al trabajo. Lo mismo puede decirse de los directores de departamento (o Escuela). Además, si bien se ha prestado mucha atención a la naturaleza del liderazgo departamental, poco se ha referido al liderazgo de (y no por) los líderes departamentales.