Molly Fleming: “Innovation means setting a trend, not just copying one”

En las últimas semanas he visto pasar delante de mi, diversas opiniones acerca del cambio en el mercado publicitario, en el diseño web, e incluso en cuanto a las tendencias en estrategia de marketing y creación y desarrollo de nuevos productos y servicios… Ni que decir tiene que, a medida que escuchaba, iba alimentando en mi mente, la posibilidad de escribir algo de todo ello… pero, dentro de toda esa negatividad que expresaban mis interlocutores, yo no podía ver más que pereza, “flojera” de gente que se queja de la evolución en los sistemas y procesos, con esa famosa quote de: “es que antes…” o “es que siempre se ha hecho así y funciona, ¿para qué moverle?”.

vw-new-campaign

Lo cierto es que, a lo que mis interlocutores estaban diciendo NO, era a la Innovación… Los mismos que se llenan la boca en charlas y conferencias, en juntas y cursos, con esa misma palabra, en hechos, se atragantan con la práctica de la misma y, en la mayoría de los casos, optan por copiar, en lugar de innovar…

Como dice Fleming, se trata de implantar una tendencia, no solo de copiar y modificar, una que ya existe… Ojo! No tiene nada de malo “subirse a la ola” de una tendencia (trend) y usarla para hacer crecer nuestros resultados o los de nuestros clientes! Lo que no está bien es que vendamos esto como innovación… Ahí está la diferencia… Ahí está.

thinknewscreen

Lo nuevo es bueno! Lo nuevo e innovador es lo que mueve el mundo y permite que no sigamos en los mismos paradigmas, aburridos y hastiados de la repetición infinita,…

Solo para recordar: Oppenheimer habla de crear una cultura de la innovación, un ambiente que produzca entusiasmo colectivo por la creatividad y glorifique a los innovadores productivos, de la misma manera que con los artistas y los atletas. Hay muchas formas de lograrlo, desde políticas de recursos humanos hasta campañas de comunicación y el establecimiento de premios y concursos. Lo principal es reducir el miedo al fracaso…

Hoy en día, muchas empresas, escuelas, instituciones de todo tipo y características, defienden el estandarte de la innovación y sueñan con tener un Steve Jobs —mítico fundador de Apple—, o un Reid Hoffman —creador de LinkedIn—, dentro de sus filas, pero las condiciones básicas no siempre son las correctas para que esto suceda… La realidad es que pocas Organizaciones están preparadas para tener o ser el caldo de cultivo para estos “InnovActivadores”… Dado que el miedo al fracaso es lo que las comanda, más allá de los discursos institucionales, lo cierto es que la “Innovacción” no es tolerada ni tolerable… a no ser que “otro” lo haya probado ya antes… Que ya se haya probado que funciona en otro sitio… Señoras y señores, si no son los primeros, eso no es INNOVACIÓN, es COPIA!!!

Ahí dejo mi reflexión “lunera” y ustedes juzgarán si “lunática”.

Un abrazo y Feliz Semana…

Obhster® Oscar Barroso Huertas ©2018

Anuncios

8 Acciones Clave para mejorar las experiencias digitales de los clientes

Brindar excelentes experiencias a los clientes en cada punto de contacto digital se está convirtiendo en un imperativo para las marcas. Hace tiempo que vengo analizando —por “culpa” del segundo doctorado que estoy haciendo—, cómo mis clientes poco a poco van introduciendo en sus peticiones una mejor experiencia del cliente, y, según este mismo análisis, mediante una metodología de BI, calculo que, para 2020, ésta superará al precio, e incluso al producto, en la diferenciación y posicionamiento de la marca.

Aún así, la experiencia de cliente digital puede ser un verdadero desafío para las marcas, especialmente porque muchas aún tienen dificultades para definir dónde están sus clientes en el espacio digital y las mejores formas de conectarse con ellos. Si bien muchas marcas aún están aprendiendo a atraer e involucrar a sus clientes, algunas comienzan a descubrir la importancia de definir una estrategia para proporcionar la mejor experiencia en cada punto de contacto (JourneyMap)… La pregunta hoy día, como lo era al inicio del “digitalismo” sigue siendo: ¿cuál es la mejor manera de abordar el servicio al cliente en la era digital?

Las marcas deben ser expertas en el servicio y atención al cliente en todos los canales —estrategias omnicanal—, desde el correo electrónico hasta redes sociales y más allá, y no pueden permitirse quedarse atrás. Como respuesta a este desafío continuo, he conseguido recoger en 8 Acciones Clave, todo lo que he podido leer y experimentar en las marcas para las que trabajo o he trabajado en algún momento, esto para mejorar las experiencias digitales de los clientes.

1. La experiencia digital del cliente sigue siendo una experiencia para el cliente.

No olvidar que el cliente no somos nosotros. Se requiere un estudio para poder saber qué piensan nuestros clientes actuales y potenciales. No pensar que lo sabemos todo de nuestros clientes, aunque llevemos con ellos toda la vida… Precisamente por eso debemos investigar qué quieren de verdad, y no solo lo que creemos que quieren.

2. Define tus metas y objetivos digitales.

Uno de los pasos más importantes para mejorar la experiencia digital del cliente es definir claramente qué esperan los clientes de su marca y las formas en que usarán cada canal en particular. Muchas compañías crean sitios web, crean plataformas móviles porque todos están creando dispositivos móviles, pero no piensan en el contexto de la utilización de ese canal por parte de los clientes.

3. Comprende las expectativas del servicio al cliente.

Debemos tener una comprensión clara de lo que los clientes esperan de la experiencia de marca. Si el cliente tiene una expectativa de entrar en una interacción, y esa expectativa no se cumple, entonces la experiencia será tristemente negativa. Las empresas deben cumplir, si no superar, las expectativas de sus clientes.

4. Usa la investigación para ingresar al entorno de tus clientes.

Estamos acostumbrados, como empresas, a hacer encuestas —quizás porque son baratas y nos arrojan datos operativos, pero ese tipo de “estudios” son buenos indicadores de lo que ya, de por sí, no sirve… no son buenos indicadores de cómo debe diseñarse una experiencia… Quizás te dirán algunas cosas que los clientes necesitan, pero frecuentemente hay necesidades no descubiertas, que no se pueden obtener con una encuesta online. ¿Qué tal si probamos con hacer una “netnografía” previa?

Quizás muchas empresas quieran pasar por alto este paso porque requiere inversiones de tiempo y dinero, pero el retorno realmente satisface las necesidades del consumidor y se basa en comentarios reales, que, obviamente generarán ingresos.

5. Se transparente con tus clientes.

Ahora los especialistas en marketing estamos inmersos en grandes cantidades de datos, es importante que las empresas sean transparentes sobre lo que recopilan, por qué lo recopilan y qué van a hacer con esos datos. Podemos utilizar los datos para mejorar los servicios para tus clientes, pero debemos ser muy transparentes sobre cómo los usamos, qué hacemos con ellos, para qué los vamos a usar y cuál es el beneficio para ellos. Sobre todo esto último!!!

6. Trata los comentarios no solicitados de tus clientes como lo más importante.

Esto puede ayudarnos a comprender mejor cómo personalizar y mejorar las experiencias de nuestros clientes.

7. Unificar los mensajes en todas las plataformas digitales.

Para aprovechar al máximo la creación de puntos digitales eficientes… El buyer-persona actual no mira al mundo a través de la lente de un solo canal digital: seguramente va a ir del canal digital (redes sociales, website),… al teléfono… de ahí a la tienda o al representante de ventas y vuelta a empezar.

8. Estudia las tendencias digitales emergentes.

Encontrar nuevas formas de conectarse e involucrarse con los clientes es vital para mejorar el servicio al cliente digital. Los jóvenes de esta generación —como he podido observar de primera mano ya en la Universidad…—, los famosos millenials, quieren que les hablen como ellos quieren, no como las marcas quieren.

Espero que te sirvan estos consejos como a mi me ha servido sistematizarlos… Un abrazo de miércoles por la noche.

Cómo aumentar el Impacto de la Innovacción como motor de las ventas: C’mon!!! Let’s Innovate!!!

Los datos son la clave del éxito de las campañas digitales de hoy en día y su uso es casi omnipresente en las principales marcas y socios de la agencia. De hecho, hace poco The Economist comparó el valor de los datos con el del petróleo.

Sin embargo, mientras continuamente hablamos de la utilización de datos (BigData, Business Intelligence), muy pocos vendedores y/o directores comerciales confían plenamente en la transparencia —y utilidad— de los datos… además de que la gran mayoría no comprenden los principios que rigen los segmentos de mercado a los que apuntan y su “buyer-cultura”.

Localizar las fuentes de datos correctas y un trabajo sistemático de minería sobre el BigData (DataMining), se han convertido en esenciales para llegar a los consumidores (o, lo que es más apropiado y correcto: los clientes/buyer-persona), con mensajes e insights relevantes y personalizados, aumentando la cantidad y la calidad de las métricas de branding y, en última instancia, la medición del impulso y el impacto real de Ventas.

En un estudio auspiciado por la American Marketing Association en 2016, y realizado a responsables de Mercadotecnia de diferentes Empresas americanas, se puede observar que, a pesar de que casi todos (95%) los mercadólogos encuestados afirmaron que emplean datos de terceros en sus planes estratégicos, un sorprendente 64% de ellos no tiene muy claro el origen de sus datos (Internet, en su mayor parte, pero sin una fuente fiable).

Además, casi una cuarta parte de los brand managers y marketeros (responsables de marketing de las empresas) no saben con qué frecuencia se actualizan sus datos. Dicho de otra manera, los mercadólogos, por lo general, confían en la capacidad de los datos, como concepto, para impulsar el impacto comercial, pero no confían plenamente en que los datos que están utilizando los llevarán a cumplir ese objetivo.

You’re not alone!!! No tengas miedo de hacer preguntas difíciles y ser proactivo cuando se trata de preguntar sobre de dónde se obtienen los datos y con qué frecuencia se actualizan. Los clientes confiables y transparentes siempre deberán estar dispuestos a proporcionarnos toda la información que precisamos sobre los “vericuetos” y “entresijos” de sus datos.

Dado que, como hemos visto, los especialistas en marketing son escépticos y carecen de confianza cuando se trata de la calidad y la eficacia de sus datos, deberían exigir a sus proveedores de datos una mayor claridad para obtener un retorno de la inversión publicitaria (ROI) y del ROII, del que hemos hablado en otras ocasiones. Los proveedores de datos, a su vez, querrán innovar constantemente y buscar nuevas formas de medir e informar sobre la eficacia de sus campañas.

Más del 60% de los encuestados en nuestro estudio dijo que el uso de datos de primera mano es “muy importante” para su estrategia general de marketing. Está claro que los datos primarios o desarrollados por la empresa son ampliamente valorados por los mercadólogos, pero ¿qué tipo de datos son los que más impactan?

Cuando se les preguntó qué cuál era el mejor indicador de los datos considerados como “buenos”, más del 50% de todos los encuestados dijeron que buscar clasificaciones y revisiones o páginas de detalles, como infografías o dashboards del producto eran los principales indicadores para predecir si un consumidor compraría.

La consideración de los datos como herramienta estratégica del Marketing ha sido un largo camino pero hay una gran cantidad de oportunidades para mejorar la forma en que los proveedores de datos, las marcas y las agencias trabajan en conjunto para impulsar el impacto y, de este modo, las Ventas. Está claro que el uso de datos en la publicidad digital no desaparecerá, pero los marketeros debemos hacernos las preguntas correctas sobre nuestras bases de datos o las de nuestros clientes, exigiendo una mayor transparencia de sus socios para lograr ganancias en su inversión publicitaria (ROI y ROII).

Feliz resto de la semana,

Oscar BH

Marketing Intelligence… La nueva Era que ya era…

Os acordaréis —aquellos que me leéis— que hemos hablado en alguna ocasión de cómo el conocimiento es poder, en cualquier área, pero más aún cuando hablamos del conocimiento de nuestro cliente. Esta semana me ha tocado lidiar con las ideas retrógradas de algunos “personajes” sobre lo innecesario de este concepto y, para liarla más, incluso sobre la necesidad de una argumentación profunda para justificar por qué la Institución necesita un Plan Estratégico de Marketing… Incluso para la Retención de “clientes”.

Si no conoces tus objetivos… ¿cómo vas a saber qué quieres conseguir? Si no sabes qué quieres… ¿Cómo sabes a quién a convencer y de qué le quieres convencer? Si no tienes claro el quién… ¿Cómo sabes qué necesita y qué le vas a “vender”?

El Análisis de Necesidades es un método de enfoque en el proceso formal de cómo un producto/servicio responde a las necesidades de un ser humano, al que llamamos BuyerPersona.

No se trata, en este momento, de proponer una herramienta para el desarrollo de negocios, sino que, desde mi punto de vista, se debería considerar una valiosa técnica analítica para medir mejor la comercialización de un producto o servicio para un cliente.

La herramienta del Análisis de Necesidades era utilizada originalmente por los desarrolladores de software, que utilizaban el sistema en complemento con el Análisis de Requisitos (del que hablaré otro día…). Por ejemplo, si estos dos sistemas fueran aplicados al desarrollo de un producto Apple, el Análisis de Requisitos estaría involucrado en todos los elementos internos del ordenador (hardware y demás temas ocultos al usuario final), mientras que el Análisis de las Necesidades se centraría en la interfaz del sistema operativo del software, así como en sus periféricos (como el teclado y el ratón), que son utilizados directamente por el usuario final y, como tal, afectan a la percepción final del comprador y/o usuario del producto.

Los Principios de Análisis de Necesidades:

  1. La opinión de los usuarios finales es esencial para unificar un equipo creativo y estratégico heterogéneo y propositivo.
  2. La investigación de mercados es esencial para unificar las opiniones de los usuarios finales. Se debe utilizar la investigación cuantitativa y cualitativa para encontrar la mejor dirección para las decisiones estratégicas y tácticas del Plan de Marketing.
  3. Buscar el menor común denominador en las necesidades del usuario final. En otras palabras, siga el principio KISS – “Keep it Simple and Short”.

Se trata en fin de escuchar a tus públicos y hacerles caso… Sobre todo eso: HACERLES CASO A LA HORA DE TOMAR TUS DECISIONES.

Just do it! Gracias por leerme… again! 😛

Feliz resto de semana!

Oscar BH

 

May The Brand Be With You

Esta semana realmente ha sido ajetreada… Pero siempre hay tiempo para compartir un poquito de “Jedi Marketing Knowledge”, más aún si se trata de hacerlo con algo de humor u originalidad… Desde mi Tesis Predoctoral (Diploma de Estudios Avanzados), ya me fijé el objetivo de hacer un Estudio de la Mitología y el análisis de estereotipos en la Saga de Star Wars… Ahora, pasados casi 11 años desde aquel análisis, es realmente sorprendente lo mucho que Star Wars puede caber en la conciencia de la cultura pop que hoy convive con filosofías como el Zen, el Aikido o el Código de Caballería del Medievo.

El universo de Star Wars está lleno de imaginación, aventura y sabiduría, y es por eso que la serie continúa perpetuándose y bifurcándose.

Esto me hizo pensar en cómo, toda esta sabiduría y, más concretamente, el Código de los Caballeros Jedi puede ser universalmente aplicable al trabajo que hacemos en Mercadotecnia Estratégica. 🙂

Cuando trabajes en tu estrategia, pregúntate: “¿Qué haría un Jedi?” Me acompañas? Será divertido e Instructivo, I think :P. Vamos allá:

Screen Shot 2017-08-05 at 10.23.31 AM

• 1er Principio del Código del “Marketing Jedi”: No hay emoción. Hay paz.

La paz proviene del control total sobre las emociones, en lugar de una falta de control de ellas.

Las marcas deben meditar en lo que realmente impacta emocionalmente con sus públicos o audiencias, para satisfacer con un análisis pormenorizado del macroentorno, el microentorno externo y el microentorno interno de la marca, para conseguir un posicionamiento adecuado que cause en el target calma y confianza en que seremos capaces de cubrir esas necesidades siendo conscientes de que ya no se venden productos o servicios, sino emociones y recuerdos…

Screen Shot 2017-08-05 at 10.22.39 AM

• 2o Principio del Código del “Marketing Jedi”: No hay ignorancia. Hay conocimiento.

Como diría el Gran Maestro Yoda, “Empezar a escuchar tú tienes, sin hablar. Armado con este conocimiento, las marcas elaborar pueden un plan de marketing inteligente, enfocado y eficaz”.

No te puedes sumergir en un esfuerzo de marketing estratégico sin hacer una profunda investigación y análisis sobre tu Target, Core Target y Buyer-Persona. (¿Quiénes son? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Qué plataformas sociales prefieren? ¿Cuáles son sus hábitos de compra y consumo?, y un largo etc.)

Screen Shot 2017-08-05 at 10.22.56 AM

• 3er Principio del Código del “Marketing Jedi”: No hay pasión. Hay serenidad.

Como en el caso del código Jedi No. 1, el concepto clave de la serenidad representa un control total sobre la pasión.

Al igual que un Jedi usa la Fuerza para mover objetos y ejercer su influencia sobre las mentes, así también las marcas pueden conducir investigación, para averiguar qué le interesa a su audiencia desarrollar una estrategia… Aquí habría mucho que hablar sobre los efectos del NeuroMarketing y todas sus herramientas, descritas en mi libro: “NeuroJumping: NeuroMarketing in Action” (Barroso, 2016).

Hay serenidad en conocer a su público y sus pasiones antes de tratar de involucrarlos emocionalmente con la marca y sus acciones.

Hay serenidad en conocer a su público y sus pasiones antes de tratar de involucrarlos.

Screen Shot 2017-08-05 at 10.23.08 AM

• 4o Principio del Código del “Marketing Jedi”: No hay caos. Hay armonía.

Para optimizar los esfuerzos de la Campaña de Marketing que quiere realizar, debes analizar constantemente los datos, y actuar en consecuencia.

En su forma cruda, los datos son caos. Esto es lo que llamamos BIG DATA.

Por lo tanto, antes de comenzar cualquier Plan o Campaña, siempre debes establecer puntos de referencia y objetivos ante los cuales podemos medir su éxito, sin margen de error, así como el tiempo en el que deberán cumplirse. 

Tras un proceso de Minería de Datos (Data Mining) , extraemos del caos del BIG DATA, lo necesario para convertir nuestro esfuerzo de Marketing en Business Intelligence… Pero esa es otra historia que ya hemos tratado en otras ocasiones.

Los datos cuentan una historia, solo hay que encontrarla y estructurar cómo contarla… He ahí la Eficiencia y la medición del ROI y del ROII.

Screen Shot 2017-08-05 at 10.23.47 AM

• 5o Principio del Código del “Marketing Jedi”: No hay muerte. Ahí está la Fuerza.

¿Has visto algún Jedi que muera en alguna de las películas de la Saga? Seguro que sí, pero seguro que también has visto que su esencia reaparece en esas o en otras películas, en forma de voz o incluso de imagen… La Fuerza Prevalece si hay Equilibrio…: No te rindas. A veces, tus esfuerzos de marketing funcionarán, otras veces no lo hacen. Tu audiencia nunca es estática, y sus gustos cambiarán.

Al confiar en la Marca que estás construyendo, analizando sus datos, optimizando su estrategia y siempre comprobando cómo vas frente a tus puntos de referencia (objetivos), encontrarás el éxito.

Y, como decía el Maestro Yoda cuando entrenaba a Skywalker…: “Es simple: Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes…”

Inteligencia de Cliente en 3D. El ROI de tres Dimensiones (con tres “I”)

Ufff!!! Parece que hace un siglo que no escribo… Y es que esto de escribir produce un cierto ámbito de adicción… Pero una que considero positiva…

Hoy voy a retomar la adicción y voy a hablar, en tono “hater” sobre un entorno conflictivo, que no es muy reconocido en el Marketing en México, debido en gran parte a la falta de ganas/interés porque el cliente/empresa/institución sepa que se puede hacer y, por lo tanto, tengan que hacer trabajar al mercadólogo/comunicólogo, que hoy está tranquilamente asentado sobre la parte creativa del proceso, sin atender a la parte analítica y de medición/métrica que, por otra parte, es precisamente, la que da la información necesaria para obtener datos de un ROI inequívoco…

Hoy, el empresario o responsable de una institución —desde un Hospital a una Universidad— debe saber que para construir una relación sólida con sus clientes —a los que comúnmente se les ha llamado consumidores— que desemboque en ROI y, lo que es más importante para un buen desarrollo de la Institución a Medio y Largo Plazo, en ROIII (Return Of Investment & Innovation/Interaction) y, por lo tanto, inteligencia de cliente, es necesario disponer de 7 elementos clave, a partir del vínculo creado y de la información recopilada a lo largo del tiempo:

1. Análisis del Cliente: estos son los aspectos de importancia más crítica dado que permiten al “personal de contacto” profundizar en la inteligencia sobre la persona que tienen delante, o al otro lado del teléfono, o en sus Redes Sociales, aumentando su eficiencia, gracias al análisis integrado, que su empresa o su departamento de Marketing debe estar entregando, como parte esencial de su trabajo.

2. Sobre lo que hace el cliente (Mapas de actividad): a medida que evoluciona la experiencia de cliente, éste espera un servicio mejor y mejor cada día, personalizado y con un mayor nivel de compromiso a través de diversos canales, dispositivos y momentos, incluso como consideración perceptivo/conceptual o de posicionamiento. Para el cliente no existe el mundo físico y el virtual y, en lo que respecta a su relación con la marca, todo lo valora bajo la misma óptica y, es por eso que hay que ser capaz de unir datos digitales y tradicionales. Al mismo ritmo al que el cliente visita un establecimiento de la marca, comprueba las últimas ofertas en la web corporativa a través de su teléfono celular o accede, ya en su casa, a su tablet o su “compu” para proceder a formalizar la compra. Lograr la integración de todo el conocimiento que se alcanza a través de un recorrido o “Journey Map” permite arrojar luz sobre la fragmentación y la complejidad del entorno de ese negocio o Institución hoy.

3. Recopilación dinámica y continua de datos: si se logra obtener esta información mediante un sistema de Inteligencia de Negocios (BI), se estará consiguiendo ver en tiempo real lo que hace el cliente, lo que capta su atención, el orden en que lleva a cabo su comportamiento de compra y el tiempo que invierte en cada sección, o producto de su sitio web o fanpage…

4. Poniendo todo en contexto: tras ser recogidos, los datos se deben convertir en información susceptible de ser analizada y empleada en la interacción con el cliente y reportar cada fase del comportamiento de compra/consumo. Además, algunos modelos de datos prediseñados permiten llevar a cabo análisis de los datos casi en tiempo real, por lo que la capacidad de reacción ante cualquier incidencia, se multiplica de manera exponencial.

5. Conociendo el Futuro, Pronósticos y Búsqueda de Rutinas: el análisis predictivo permite a los responsables de la comercialización y venta —incluso a nivel retención en Universidades— realizar previsiones en base a las métricas de comportamiento y rendimiento recopiladas. Bien usadas, estas técnicas ayudan también a identificar las causas más importantes detrás de un resultado concreto o determinar cuáles son los niveles óptimos a alcanzar (en cifras) para cada objetivo y/o unidad de negocio.

6. Accesibilidad y Facilidad de uso de esta Inteligencia: la accesibilidad de este tipo de modelos, centrados en el cliente promueve la exploración y análisis de datos adicionales, pudiendo emplearse con acierto para apoyar los esfuerzos de marketing. Es importante asegurar que los datos están estructurados de forma lógica dentro de un contexto empresarial predefinido (Estrategia/Objetivos/Funciones/Metas…), para conseguir, de esta forma, una mejor integración con los datos de los clientes existentes. Además, cuando se logra esta dinámica de trabajo, el personal no técnico puede producir informes de mayor calidad y a más velocidad.

7. Captura y análisis de comportamiento de los usuarios anónimos: este tipo de programas, no sólo recogen datos de los visitantes que entran en el grupo que podemos clasificar como clientes/usuarios/aficionados/pacientes/estudiantes, sino que las actividades de todos los que acceden al negocio, a la web corporativa o a nuestras redes (incluso los no identificados) se registran. Con el tiempo, una vez que se identifica un visitante, cualquier comportamiento antes anónimo, se puede asignar a esa persona de forma automática, proporcionando así una perspectiva mucho más completa y un perfil perfeccionado, que no sería posible obtener de ningún otro modo.

El objetivo de la Inteligencia de Cliente debe ser adquirir el conocimiento necesario para garantizarle una experiencia superior. Pero… ¿en qué consiste ese nivel de optimización? No es muy complicado, como insisten algunos supuestos gurús de estos temas, para evitar y persuadir a muchos de que “le entren” al tema… En realidad no hay ningún misterio.

No nos compliquemos, para encontrar el verdadero significado de esta “Experiencia Superior” sólo hace falta pensar en las propias experiencias, expectativas y preferencias como cliente… ¿Acaso no sabes lo que te gusta en cuanto al trato que te dan a ti, como Cliente? Pues eso mismo es lo que debemos plantearnos y, claro está, trabajarlo en base a una Estrategia de Empresa y de Marca, con objetivos/metas y compromisos CONCRETOS/MEDIBLES y, con cumplimiento en un TIEMPO determinado.

Seguiremos hablando de estos temas… jejeje… Mucho por hacer…

Abrazo y feliz resto de la week!!!

Oscar Barroso Huertas

Smart is the new “cool” o la importancia de las TICs en la educación contemporánea.

Ahí va! Este escrito, define perfectamente mi opinión como respuesta a estas preguntas, más aún sobre el protagonismo que debe tener una institución educativa sobre el efecto de las TICs en la Universidad:

El ser humano está en constante evolución… Evolucionamos como Pokémons en un mundo, donde lo que le enseñaron a nuestros padres nada tiene que ver con lo que aprenden nuestros hijos.  De hecho, se trata de una paradoja extremadamente divertida que, aún pocos de nosotros, hemos aprendido a disfrutar.
 
La importancia de la integración de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en los Centros de Estudios, Escuelas y/o Universidades, responde a los esfuerzos de nuestra Sociedad para enseñar a sus ciudadanos actuales y a las generaciones que vienen, valiosos conocimientos y habilidades en torno a los dispositivos informáticos y de comunicaciones, 
el software con el que funcionan, las aplicaciones que se ejecutan en ellos y 
los sistemas que se construyen a partir de ellos.
 
Y aún así, es normal que nos preguntemos: ¿Pero qué son estas cosas? ¿Cómo funcionan? ¿Para qué sirven? Las TIC son tan omnipresentes en el mundo moderno que cada uno tiene una cierta comprensión de las mismas, pero esas interpretaciones son a menudo divergentes. Y es precisamente en esa divergencia donde está lo divertido y lo interesante de estas tecnologías… dado que nos da una visión sin límites… un inmenso campo virgen que cosechar, un mundo entero (o millones de mundos) sin explorar, donde no hay “¿por qué?” sino “¿por qué no?”, donde no existe el “pero”, donde algo que imaginas puede hacerse realidad, con una sola premisa: seguir aprendiendo con un esfuerzo constante en seguir tus sueños, como ocurre cuando mezclamos con nuestra realidad tradicional, la “Realidad Virtual” o la “Realidad Aumentada”, que ya está entre nosotros.
 
La capacitación en las TICs a nuestros alumnos, es un ingrediente fundamental de su educación integral. Un componente indivisible de la identidad del “Homo Tecnointeligens”, que sólo debe aplicar, de forma adecuada, aquello que ya conoce en su smartphone, en su laptop o en sus videojuegos, para saber extraerle el máximo beneficio. 
 
Los Centros de Aprendizaje, tenemos la misión de transformar a nuestros alumnos en superhéroescon ese poder ilimitado. Pero, como todo superhéroe, debemos enseñarle a controlar sus poderes y a saber que, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad” (Benjamin Parker). Una responsabilidad que compartimos Sociedad, Empresas, Centros Educativos y Familias. Una responsabilidad que se traduce en no ver a las TICs como el enemigo que NO son, sino como una oportunidad inigualable para formar a nuestros hijos y alumnos, a los futuros profesionistas, en mirar el mundo donde vivimos como una Oportunidad de compartir conocimiento y crecer juntos, no como un lugar de supervivencia.
 
Esa nueva inteligencia (Business Intelligence) es lo “cool”, lo “in”, lo “chido” o lo que “mola… esa nueva forma de mirar la vida y la educación y el aprendizaje es lo inteligente, y esa inteligencia compartida es nuestro futuro próximo… Un futuro que ya está aquí…
 
Oscar Barroso Huertas, 2016.